Entretención

Cinco momentos claves del documental Framing Britney Spears

El documental emitido el pasado viernes en Estados Unidos causó gran revuelo al dar cuenta de la compleja trama familiar y judicial que afecta a la cantante.

En redes sociales, el documental desató una ola de comentarios y reacciones. Foto: captura de pantalla.
En redes sociales, el documental desató una ola de comentarios y reacciones. Foto: captura de pantalla.

El pasado viernes fue emitido en Estados Unidos el documental realizado por The New York Times y que lleva por nombre Framing Britney Spears, el que desentraña el ascenso y la caída en la carrera de la denominada “princesa del pop”, haciendo énfasis en la tutela legal en la que se encuentra desde 2008.

Para poder explicar bien cómo es que la cantante llegó hasta la situación que hoy la tiene en tribunales enfrentándose a su padre, Jamie Spears, quien junto a un abogado controla sus finanzas y su carrera, el documental hace una revisión de lo que ha sido toda la trayectoria de la artista, desde que tenía diez años hasta ahora.

Framing Britney Spears desentraña todo lo que ocurrió en la década de los 2000, donde la intérprete de “Baby One More Time” llegó al peak de su carrera, pero poco a poco su vida privada comenzó a tomarse los grandes titulares y el acoso desmedido de la prensa la hostigó hasta llegar a su punto de quiebre, su internación en una clínica de salud mental que derivó en la decisión de su padre de hacerse cargo legalmente de ella.

Aquí repasaremos cinco momentos que dejó el controvertido documental sobre Britney Spears.

1.- Declaración de su asistente

Una de las grandes novedades de Framing Britney Spears es la declaración de Felicia Culotta, quien es amiga de la familia Spears y fue la asistente personal de la cantante durante gran parte de su carrera. Ella es clara al decir que aceptó dar esa entrevista para recordarle al mundo “por qué nos enamoramos de Britney Spears en primer lugar”.

Culotta comenzó a trabajar con una joven Britney a mediados de los ’90 luego de firmar con su casa discográfica en Nueva York, tras una petición de Lynne Spears (madre de Britney), puesto que para ella y para su padre era muy difícil trasladarse continuamente a la Gran Manzana.

Es así como Felicia comenzó poco a poco a cultivar una amistad de años con la cantante, y en el documental presenta imágenes de los viajes que realizó con ella, así como los galardones que recibió de las millonarias ventas de sus discos.

Ella se mantuvo siempre cerca de Britney hasta que Jamie Spears irrumpió en su carrera, siendo apartada del lugar que ocupó durante más de una década para dejarla a cargo del merchandising en sus tours.

2.- El quiebre con Justin Timberlake

“Acá (en Estados Unidos) no tenemos realeza, tenemos celebridades. Lo que es interesante de Britney y Justin es que fueron lo más cercano a ‘La pareja americana’”, señaló un integrante de MTV para referirse a la relación que mantuvieron Britney Spears y Justin Timberlake hasta marzo de 2002.

Algunas informaciones apuntaron a la “princesa del pop” de ser la responsable del quiebre que estuvo en boca de todos. A tal punto llegó el machismo de la época que las distintas revistas especializadas la terminaron catalogando, como un miembro del New York Times lo dijo, como la “puta del colegio”, mientras que él era el “mariscal” de esta escuela.

Seguido a eso, mencionan el trabajo que hizo el cantante con su video “Cry Me A River” donde eligió a una modelo con un aspecto físico muy similar a Spears donde la acusa de “dejarlo solo”, lo que es calificado por uno de los entrevistados como una “venganza masculina”.

En una entrevista que concedió Justin Timberlake a la prensa en ese entonces aseguró haber tenido sexo con Britney Spears durante la relación, lo que hizo que se acabara la imagen de “niña virgen” que había implantado la prensa y la misma artista, luego de declarar que esperaría a tener sexo hasta el matrimonio. Desde ese momento, los medios buscaban obtener alguna explicación de su parte para aclarar qué es lo que había hecho y qué provocó el fin de esta relación.

3.- El acoso de la prensa y el machismo de los medios

Tras lo ocurrido con Justin Timberlake, la vida amorosa de Britney Spears se convirtió en uno de los puntos centrales de la discusión mediática. Luego de un matrimonio express en Las Vegas con un amigo de su infancia y haber sido vinculada a Colin Farrell, la cantante dio a conocer al mundo que se casaría con Kevin Federline, con quien posteriormente tuvo dos hijos.

Desde entonces, la vida de la artista pop se convirtió en un objetivo principal para los paparazzis de la época, quienes a raíz de las múltiples imágenes que se fueron publicando en la prensa, instalaron la discusión de si Britney era o no una mujer apta para ser madre, luego de haber sido sorprendida conduciendo con su hijo en brazos.

En una entrevista con Dateline en ese entonces, le consultaron si uno de sus mayores deseos era que la dejaran tranquila, su repuesta fue clara: “Sí, lo es”, para luego romper en llanto.

Con el paso del tiempo las cosas no fueron mejorando. Tras tener a su segundo hijo, se involucró en todo un lío judicial con Kevin Federline tras pedirle el divorcio y poner en tela de juicio la custodia de sus hijos, la que terminó perdiendo.

Fue en ese entonces cuando se inició su caída libre. Su cabeza rapada, sus constantes fiestas con figuras como Paris Hilton, pusieron a Britney Spears en el foco central de la prensa y ella solo buscaba que la dejaran tranquila. Hasta que llegó a su peak cuando fue internada en 2008 en una institución de salud mental.

4.- La ausencia de su padre y la tutela

La caída de Britney Spears provocó que surgiera la figura de su padre, Jamie Spears, quien hasta entonces no había tenido una presencia importante en su carrera. De hecho, al comienzo de Framing Britney Spears, se le cataloga como una persona ausente de la vida de su hija y que solo estaba preocupado de la situación financiera de su familia.

Una antigua agente de talentos que trabajó con Britney cuando era pequeña recuerda en particular una frase que Jamie dijo en ese entonces: “Mi hija será tan rica que podrá comprarme un barco”.

Tras los problemas con la prensa y por su inestabilidad siquiátrica, Jamie Spears asume como el tutor legal de su hija, controlando sus finanzas, su carrera y sus decisiones. En un principio esta medida sería temporal, pero se extiende hasta el día de hoy.

El abogado que representó a la cantante en ese entonces, Adam Streisand, aseguró que desde un comienzo que Britney no quería que su padre asumiera esa función, sino que un administrador profesional. Sin embargo, el tribunal no le permitió a Streisand asumir ese rol de la cantante, por lo que fue desestimado y sacado del caso. En su lugar, asumió un abogado que fue contratado por el mismo padre de la cantante.

En un principio nadie se tomó con molestia el nuevo rol que estaba asumiendo Jamie Spears. Esto porque, tras estas crisis médicas, la “princesa del pop” volvía con todo: nuevo disco, nuevo tour, apariciones en series como How I Met Your Mother y Glee… La cantante estaba de regreso.

Pero lo cierto es que nada de lo que salía a la luz pública reflejaba lo que Britney Spears vivía en su fuero interno. Así por lo menos lo demuestra Britney For The Record, el documental que MTV realizó en 2008. “Siento que me escuchan pero realmente no prestan atención a lo que les digo”, dice en esa pieza audiovisual.

5.- #FreeBritney

Con el paso del tiempo, nació el movimiento que es conocido como Free Britney (Liberen a Britney), cuyos promotores buscan que la cantante deje de estar bajo la supervisión legal de su padre. Una teoría que en un principio se creía era una locura para muchos, pero que poco a poco comenzó a tomar peso hasta lo que es el día de hoy: un movimiento mundial que es respaldado por múltiples celebridades.

A fines de 2019, Britney Spears anunciaba su segunda residencia en Las Vegas, Domination, la que sería cancelada once semanas después. En ese momento, ella explicó que la decisión se debía al delicado estado de salud en el que se encontraba su papá y que quería estar cerca de su familia.

Desde entonces se mantuvo en completo silencio, sobre todo en redes sociales. Muchos comenzaron a preguntarse que habría pasado con ella, hasta que se anunció que había ingresado de forma voluntaria en una clínica siquiátrica, lo que despertó todo tipo de sospechas.

El podcast Britney’s Gram recibió un audio anónimo que desmentía la versión oficial, que Britney estaba internada desde hace dos meses y que no había sido por voluntad propia. Esto motivó a que el movimiento Free Britney tomara más fuerza aún.

En agosto de 2020, Spears recurre a la justicia para sacar a su padre de su tutela, lo que no terminó siendo favorable para ella en noviembre. Desde entonces, fanáticos de todo el mundo siguen atentos al proceso judicial que aún sigue en curso, sobre todo luego de que el tribunal de Los Ángeles le permitiera contratar personalmente a un equipo de abogados. Más aún si la propia madre, Lynne Spears, busca el mismo resultado que su hija para cambiar el curso de su vida.

Hasta el momento, Britney Spears ha dejado en claro que no volverá a la música hasta que su padre, Jamie Spears, abandone el rol legal que mantiene desde 2008.

Puedes revisar a continuación el tráiler de Framing Britney Spears:

Más Noticias

Más Noticias