Entretención

Don Francisco reveló la frase de su hijo que más le dolió: "Tenía 9 o 10 años"

Mario Kreutzberger fue entrevistado por el periodista mexicano Yordi Rosado, donde reveló algunos de los precios que ha tenido que pagar por su trabajo.

No fue hasta después de acudir un psiquiatra que Don Francisco vio que su trabajo estaba afectando la relación que mantenía con su familia. INSTAGRAM.
No fue hasta después de acudir un psiquiatra que Don Francisco vio que su trabajo estaba afectando la relación que mantenía con su familia. INSTAGRAM.

Las seis décadas de carrera televisiva no sólo le han significado a Mario Kreutzberger, más conocido como Don Francisco, ser el comunicador más famoso de habla hispana en el mundo, sino también algunos dolores. Esto, especialmente, por el escaso tiempo que muchas veces tuvo para dedicarle a su familia, según recordó en el programa que conduce el periodista mexicano Yordi Rosado.

Y fue en el contexto de la entrevista que le realizaron en el programa De Noche con Yordi Rosado, que el ex animador de Sábado Gigante recordó uno de los episodios más dolorosos que vivió con uno de sus hijos justamente cuando celebraba un año más de vida.

"En un cumpleaños, mi hijo menor me regaló un frasco que tenía adentro un papelito que tuve que sacar con un alfiler. Y decía: tiempo. Me dolió eso. Mi hijo tenía 9 o 10 años y dijo tú tienes todo, menos tiempo", le contó Kreutzberger a su anfitrión.

Sin intentar justificarse, reconoció que su hijo tenía razón. "Todos los miércoles en la noche de Miami a Santiago. Trabajaba en Miami los domingos, lunes y martes. Los miércoles preparábamos los libretos para la próxima semana, en la noche viajaba. Los jueves hacía Las Solteras Sin Compromiso, los viernes algunos concursos, sábado en vivo. Iba y venía durante seis años", rememoró.

No fue hasta después de acudir al psiquiatra con sus hijos que Don Francisco asumió que ese ritmo frenético estaba afectando seriamente a su familia, por lo que optó por tomar medidas.

"Decidimos hacer los martes especiales, que duraron varios años. El martes dejaba de trabajar al mediodía, me iba a mi casa, esperaba que mis niños volvieran al colegio. Salíamos, almorzábamos juntos, pasábamos la tarde, cenábamos juntos y mis hijos nunca se olvidaron de eso", le relató el animador a Yordi Rosado.

Sobre su esposa, Mario Kreutzberger contó que "me regaló un televisor y delante había una cámara. Cuando se encendía la cámara yo aparecía en la televisión sonriendo. Y cuando se apagaba, aparecía triste, porque mi personalidad cambia en cámara", reconoció.

Más Noticias

Más Noticias