Entretención

El desmentido de la ex de Mauricio Israel sobre su hija: "Desde que llegó a Chile, no la ha visto"

Marisol Gálvez también aseguró que "hasta el día de hoy no hay una pensión establecida" con el comentarista deportivo. 

Mauricio Israel no ha visto a su hija Sara desde que regresó al país. Archivo Agencia UNO.
Mauricio Israel no ha visto a su hija Sara desde que regresó al país. Archivo Agencia UNO.

En silencio se había mantenido la ex pareja del comentarista deportivo Mauricio Israel, Marisol Gálvez, luego de que éste denunciara que no ha podido ver a su hija desde que volvió a Chile.

De hecho, su presencia en el programa Sígueme y Te Sigo para hablar del tema, desató una discusión en pantalla con Savka Pollak.

En ese programa de TV+, Mauricio Israel aseguró que "a mi hija jamás le ha faltado un centavo. Este año no la he podido ver, no porque yo no quiera", planteó.

Según el comunicador, "jamás he dejado de pagar la pensión alimenticia de mi hija. Nunca le ha faltado nada, salvo tener a su papá al lado. Y nada me gustaría más que ella estuviera conmigo", planteó el conductor de Círculo Central.

No entendió

Con el paso de los días parecía que el asunto iba a quedar ahí, hasta que la ex del comentarista deportivo decidió romper su silencio para desmentir a Israel y lo que dijo sobre su hija Sara.

Según confirmó Marisol Gálvez "desde que él llegó a Chile en diciembre del año pasado, no la ha visto".

"Sarita lo único que quería era verlo, pero estaba muy nerviosa y le daba nervios juntarse sola con él. Eso él no lo entendió, pensó que desconfiaba de él y ahí quedó la escoba. Ella lo buscó mucho, pero no ha tenido respuesta. Lo ha pasado muy mal", reveló la mujer en diálogo con Publimetro.

Pensión de alimentos

Además habló del tema económico y aseguró que "hasta el día de hoy no hay una pensión establecida".

"Mauricio le da un monto que, él o la familia, no sé quién, decidió darle esa cantidad. El problema, es que no alcanza", planteó sobre el asunto.

"Ahora ella es adolescente, tiene otras necesidades y se ha tenido que prohibir de muchas cosas", dijo, a la vez que indicó que la debió cambiar de un colegio privado a uno público.

Marisol Gálvez afirmó que apena la falta de comunicación entre Sara y su padre.

"Me gustaría mucho tener una relación de padre con él, para que Sara no sea la vocera de ambos. Eso le hace muy mal, pero no tengo cómo comunicarme con él", manifestó en la entrevista.

Y fue entonces cuando no solo planteó que "de mí, él siempre habla pésimo", sino que quiso dejar en claro que "nunca le he prohibido verla, nunca", enfatizó.

El abandono

Marisol recordó que esa Navidad de 2008, mientras Mauricio emprendía la huida del país hacia Israel, ella "estaba esperándolo para ir a cenar a la casa de mis papás".

"Lo llamaba por teléfono y lo tenía apagado. Traté de comunicarme varias veces con gente conocida y no pude. Recuerdo que fue una productora quien me dijo que él había sacado un pasaporte y se había ido", le contó al medio.

"Se me vino un terremoto. Se me cayó todo. Imagínate, con una guagua tan chiquitita, fue muy fuerte y doloroso", rememoró sobre esos dramáticos momentos.

Añadió que hasta su casa "llegaban a mi casa todos los días a embargarme. Era una locura. Fue súper difícil para mí emocionalmente. Se me desestabilizó la vida".

"Es terrible la sensación de abandono, sobre todo cuando crees tanto en una persona. Tuve que volver a rearmarme con mis cuatro hijos", resumió Marisol Gálvez.

Más Noticias

Más Noticias