Entretención

Francisca Valenzuela: “Se ha perpetuado una imagen de qué tipo de mujer hay que ser para ser exitosa”

La artista se encuentra preparando la tercera versión de Ruidosa, festival de música con perspectiva de género.

Fran Valenzuela: "Se ha perpetuado una imagen de qué tipo de mujer hay que ser para ser exitosa"
Fran Valenzuela: "Se ha perpetuado una imagen de qué tipo de mujer hay que ser para ser exitosa"
Por:  Consuelo Olguín

“Hay sin duda una desventaja histórica”, dice Francisca Valenzuela sobre la participación de la mujer en las más distintas esferas. Y contrario a lo que se podría pensar, el mundo musical no es la excepción de esa desventaja. Ese es el tema que cruza el festival Ruidosa, creado por ella y que en abril lanza su tercera versión. 

Conocida tanto por su música como por su activismo feminista, Francisca Valenzuela reflexiona acerca de los estereotipos que imprime la industria del entretenimiento y de la música a las mujeres que están dentro del circuito. Está “la idea de que las mujeres cantan siempre desde las emociones y no desde la reflexión y que la honestidad en una mujer es queja o alegato; la idea de que hay que ser inteligente, saber lo que quiere y ambiciosa pero no tanto como para caer mal, ser diva o amenazar a otros”, enumera.

En conversación con El Dínamo, la cantante cuenta que la idea es replicar Ruidosa tanto en regiones como en otros países, así como también hacer un levantamiento de datos para manejar cifras acerca de la presencia de las mujeres en la industria.

-Desde la creación de Ruidosa, ¿ha aumentado la participación de la mujer en la industria musical chilena?

-Nosotros vemos un aumento en iniciativas que son de mujeres pero esos impactos todavía no se pueden medir aún, hay que ver a más largo plazo. Sin embargo, estuve en un panel de programadores de festivales en el Festival Fluvial en Valdivia el año pasado. Ahí, un programador de un gran festival en México me comentó que debido al estudio de Ruidosa se dio cuenta de la participación de mujeres en su programación y que se comprometía a aumentar la participación.

Tendrá que pasar un tiempo para ver si la transformación en la industria ha mejorado el estado de la equidad de género, pero sin duda la conversación y cambio cultural ya comenzó, lo que nos hace seguir con más fuerza en la misión de Ruidosa, que sin duda ha sido relevante en instalar la conversación y discusión de género en la industria musical a nivel regional.

-De tu propio análisis, o bien de reflexiones comunitarias, ¿por qué crees que hay menos mujeres en el mundo musical, siendo que las artes es un espacio que busca ampliar los horizontes?

-Esto pasa en la mayoría de los rubros: mujeres son minorías en casi todos. Hay sin duda una desventaja histórica. Las mujeres no estuvimos en la fuerza laboral hasta recientemente en la historia, y sólo hace poco se dio la posibilidad económica y cultural que las mujeres eligieran otros caminos. Sumada a esta discriminación histórica de su rol, se ha perpetuado una imagen de qué tipo de mujer hay que ser para ser exitosa, en el mundo de la música incluido. En este sentido, uno ve en el mundo del entretenimiento, en general, históricamente, un ‘tipo’ de mujer. La idea es, en parte, derribar esos estereotipos.

Por otra parte uno ve muy baja participación de las mujeres en general. La participación es incluso más baja en espacios directivos y backstage y roles técnicos. Además de las barreras de acceso para desarrollarse y perseverar en esta área, también podríamos decir que se considera que el mundo de la música, y el ‘ser rockero’ se asocia a una cultura tradicional más ‘masculino’ y está la idea de que la maternidad es poco unible con la industria musical. Hay actitudes y comportamientos que perpetúan el problema de participación.

-¿Cuáles son las opiniones que te hacen llegar los hombres respecto a Ruidosa?

-La recepción es positiva, el feminismo es un llamado abierto y no está determinado por tu género o anatomía. Tenemos en el equipo hombres que trabajan en Ruidosa, totalmente alineados con la visión y misión. De la misma manera, para cada experiencia de Ruidosa hemos tenido convocatoria mixta en género, edad. Nos hemos  encontrado además con hombres, y a veces mujeres, que no han tenido oportunidad de reflexionar o identificar problemáticas asociadas a género en estos rubros y luego de ir a alguna actividad Ruidosa (charla, panel, festival) han cambiado de parecer y han podido hacerse preguntas que quizás nunca les habían surgido antes.

Nos hemos encontrado con algunos colegas hombres, especialmente en la industria, que se han dado cuenta de algunas de las problemáticas, haciéndolas conscientes y viendo cómo ayudar, por ejemplo, programando más mujeres en un cartel del festival, programar más mujeres en un bloque de música en la radio, aumentar visibilización. El objetivo aquí no es que todos los festivales de música sean de puras mujeres, sino que hayan más mujeres en los carteles y que nos demos cuenta cuando faltan.

-¿Cómo proyectas el festival?

-Seguiremos haciendo experiencias, festivales, talleres, paneles, charlas, tanto en Santiago como en regiones y fuera de Chile también. Complementando el festival tenemos la plataforma somosruidosa.com y las investigaciones que hemos realizado para poder ir más allá de la música también y levantar data. Todavía estamos creciendo, formando redes, facilitando conexiones, identificando problemáticas y viendo cómo contribuir a esta transformación social.

-¿Qué estereotipos debe enfrentar una mujer que está inserta en el circuito musical?

-Sin duda hay estereotipos para todos que pesan culturalmente. En el caso de las mujeres, en el mundo del entretenimiento y la música, algunos pueden ser la idea de que las mujeres no se llevan bien y no se apoyan, que no hay sororidad; la idea de que una mujer tiene que ser sobre todas las cosas deseable y tienen que cumplir con la idea ‘tradicional’ de belleza y la idea de ‘ser mujer’; el estándar con que se mide a las mujeres, versus los hombres, de ser físicamente atractiva siempre, higienizada, impecable; la idea de que hagan competir a las mujeres cuando a sus contrapartes masculinos en la música se pueden parecer o no y no los comparan de la misma manera; la idea de que hay que ser inteligente, saber lo que quiere y ambiciosa pero no tanto como para caer mal, ser diva o amenazar a otros; la idea de que si uno se expresa es histérica; la idea de que las mujeres cantan siempre desde las emociones y no desde la reflexión y que la honestidad en una mujer es queja o alegato y da lata y no es una verdad equivalente a una contraparte masculina; la idea de que las mujeres son puestas a prueba constantemente.

-Ruidosa parte con una charla de la ex candidata Beatriz Sánchez. ¿Qué mensaje se quiere entregar con su presencia?

-El evento con Beatriz Sánchez es también con Natalia Valdebenito, y el mensaje y conversación de este evento será en torno a los desafíos de concretar y comunicar liderazgo femenino en Chile. Ambas son comunicadoras y si bien de distintas áreas, tienen un impacto popular, masivo y transversal. Ambas han forjado sus carreras a su manera sin tener que ser otra cosa que ellas mismas, sin renunciar a su identidad, además de ser activistas y conscientes del tema de género, desde sus áreas respectivas.

Más Noticias

Más Noticias