Entretención

José Miguel Viñuela reveló por qué no se casó con María Luisa Godoy

Los animadores mantuvieron una relación de cuatro años, entre 2006 y 2010.

José Miguel Viñuela estuvo invitado en la edición de este martes de Pero Con Respeto. CHILEVISIÓN.José Miguel Viñuela estuvo invitado en la edición de este martes de Pero Con Respeto. CHILEVISIÓN.
José Miguel Viñuela estuvo invitado en la edición de este martes de Pero Con Respeto. CHILEVISIÓN.

Julio César Rodríguez conversó con José Miguel Viñuela en la edición de este martes de Pero Con Respeto, donde abordó su carrera en televisión, así como también distintos aspectos de su vida personal.

En medio de la conversación, también, el animador le preguntó al invitado los motivos que lo llevaron a no casarse con María Luisa Godoy, actual animadora de TVN con quien mantuvo un pololeo de cuatro años entre 2006 y 2010.

Viñuela aseguró que si bien no habían lanzado fecha para el matrimonio, “al final nos dimos cuenta que éramos más amigos que pololos”, reconoció, precisando, además, que la periodista hoy en día es madrina de uno de sus hijos.

“Nos llevamos muy bien”, acotó, y aprovechó de bromear con Rodríguez en relación que con la risa de ambos “habría sido terrible”, y en eso recordó que “una vez fui a comer a la casa de su mamá y nos alegaban en el edificio porque nos estábamos riendo. El vecino de arriba y de abajo ya paren el huebeo. Pero ahí estábamos, éramos así”.

De hecho, José Miguel Viñuela aseguró que María Luisa Godoy es “peor que yo” con ataque de risa. 

Volviendo al tema del fallido matrimonio, el ex animador de Mega recordó que “lo conversamos entre los dos. Fue como ya, sabes qué, cada uno quiere mirar otro camino. Ahí separamos agua y estuve un buen tiempo solo, estuve como tres o cuatro años solo, y fueron mis tres o cuatro años de soltería”.

“Cuando estuve soltero joven no me fui de la casa de mi mamá, me casé y me fui a la casa de mi vieja… Como que me faltó vivir esa parte”, comentó y agregó que “estuve como tres años medio lanzado, pero no salía, siempre estaba en mi casa. Mi casa era mi templo, encargaba mi sushi (…) Mi botellita de vino y me instalaba".

Más Noticias

Más Noticias