Entretención

Leo Caprile y su deuda con el Festival de Viña: "Nunca estuve en el canal correcto en el momento correcto"

En la oportunidad que estuvo más cerca de subirse a la Quinta Vergara, le pasó la cuenta ser el animador del Festival del Huaso de Olmué.

Animar en Viña "habría sido cerrar un círculo, habría sido muy bonito", reconoció Leo Caprile. INSTAGRAM.
Animar en Viña "habría sido cerrar un círculo, habría sido muy bonito", reconoció Leo Caprile. INSTAGRAM.

Al hecho de no estar "en el canal correcto en el momento correcto", atribuyó el animador televisión, Leo Caprile, el hecho de no haber animado nunca el Festival de la Canción de Viña del Mar.

Así lo reconoció el también locutor radial nacido en Valparaíso, durante la conversación que mantuvo con Eduardo Fuentes la noche del martes, en un nuevo capítulo de Buenas Noches a Todos, en las pantallas de TVN.

Durante la conversación, Leo Caprile admitió que le habría gustado mucho la posibilidad de pararse en la Quinta Vergara para animar el certamen musical más importante de América Latina.

En ese contexto, mencionó algunas coincidencias, como haber nacido en Valparaíso, pero principalmente por el hecho de que justamente su padre, Luis Alberto Caprile, animó las tres primeras versiones del Festival de Viña del Mar.

"Hay un montón de coincidencias", reflexionó sobre el tema.

Por eso, puesto a responder la pregunta de por qué Leo Caprile nunca animó el Festival, el propio aludido contestó primero con humor: "Porque no me llamaron, jajajá", dijo.

Pero luego le puso seriedad al asunto. Y ahí fue que sostuvo que ese sueño se vio frustrado porque nunca estuvo "en el canal correcto, en el momento correcto".

Estuvo cerca

"Estuve cerca, varias veces", le aseguró el locutor radial a Eduardo Fuentes. Mencionó en particular cuando estuvo en Chilevisión, que según su evaluación, fue cuando estuvo con mayores posibilidades de animar en Viña.

"La conclusión en ese momento fue una sola: ¡Hágalo! Pero apareció Julián (Elfenbein) también como muy buen candidato. Y se contraponía con hacer Olmué (que Caprile animaba) y Viña al mismo tiempo. Pasábamos a una especie de monopolio de animación", explicó sobre lo que ocurrió en ese momento.

Para Leo Caprile, sencillamente "nunca se dio que estaba en el canal correcto en el momento correcto".

Y es que para él, animar en Viña "habría sido cerrar un círculo, habría sido muy bonito".

"Yo creo que ya fue. De repente uno ya como que ve las cosas en otra dimensión", argumentó al entregar la perspectiva que tiene hoy sobre el tema.

"Es un festival de alto riesgo, entonces de repente puede que no le gustes a la gente, puede que te hagan una campaña y empañar una carrera que no ha tenido mella, por un par de noches creo que ya no vale la pena", cerró el animador.

Más Noticias

Más Noticias