Entretención

Oriza Hirata, director de la primera obra con androide: “Tomará más de 50 años para que los robots reemplacen a los humanos”

El director llega con la obra Sayonara, protagonizada por una actriz y una androide.

"Tomará más de 50 años para que robots reemplacen a humanos"
"Tomará más de 50 años para que robots reemplacen a humanos"
Por:  Consuelo Olguín

Cuando Oriza Hirata conoció al ingeniero Hiroshi Ishiguro en la Universidad de Osaka, en Japón, pudo concretar una de las ideas que desde hace un tiempo le venía dando vueltas: la creación de una androide para usarla como actriz en una de sus obras de teatro.

El resultado de eso fue el modelo Geminiod F, quien se convirtió en la protagonista de Sayonara, primera obra en la historia que incorpora a un androide en el escenario y que llega a Chile el próximo 23 de marzo en el GAM.

Sayonara se trata de un encuentro entre dos mujeres, una androide que le recita poemas a su dueña, hija del hombre que la compró. La mujer está triste y la androide le recita poesía, para ver si logra subirle el ánimo. En ese encuentro, ambas reflexionan sobre la vida y la muerte, sobre lo que significa para seres tan distintos como lo son ellas.

“La mujer androide no tiene inteligencia artificial. Ella solo puede hablar líneas memorizado, no tiene sentimientos al respecto”, aclara Hirata. Si los robots, humanoides y androides son capaces de tener emociones o no, es uno de los temas que cruza la literatura y películas de ciencia ficción, atribuyendo esa característica sólo al ser humano.

Antes de su llegada a Chile, el director señala al respecto: “He encontrado elementos de androides en humanos mucho más que elementos de la humanidad en androides. Podemos aprender acerca de nosotros mismos a través de las interacciones con robots y androides. Ese es nuestro futuro”.

 Si el mundo sensible, como las artes, podrían ser administrados por este tipo de seres, Oriza Hirata dice que en teoría es posible, “sin embargo, no hay garantía de que las audiencias humanas piensen que sea interesante. Creo que llevará más de 50 años para que los robots reemplacen por completo a los actores” y que en Hollywood, los robots podrían suplantarlos en ciertas escenas, como por ejemplo en aquellas más peligrosas de hacer.

La presencia de robots y humanoides en la vida cotidiana de los japoneses es cada vez más común. Se han insertado como profesores, banqueros o bien en espacios más íntimos, como limpiando casas y hasta cuidando a ancianos. “El público japonés está relativamente acostumbrado a ver robots”, a diferencia de la gran mayoría de los países, señala Hirata.

Sobre cómo visualiza el futuro de los androides en las artes, es algo que el dramaturgo ya ha pensado antes. “Tomará más de 50 años para que los robots reemplacen a los humanos en ciertas circunstancias”, dice.

Más Noticias

Más Noticias