Entretención

Raquel Argandoña y el quiebre con Kel Calderón: "No puedo seguir mendigando amor"

En el programa Podemos Hablar, la actual panelista de Zona de Estrellas se refirió a la situación en la que se encuentra con su hija.

Raquel Argandoña y Kel Calderón se distanciaron tras el ataque de Nano a su padre en agosto de 2020. CHILEVISIÓN.
Raquel Argandoña y Kel Calderón se distanciaron tras el ataque de Nano a su padre en agosto de 2020. CHILEVISIÓN.

Durante el debut de la nueva temporada de Podemos Hablar, Raquel Argandoña se refirió al quiebre en su relación con su hija, Kel Calderón. La situación se originó en agosto de 2020, luego de que su hijo, Nano Calderón, atacara a su padre, Hernán Calderón Salinas.

“Mi familia se rompió hace dos años. Éramos cuatro y si dividió en dos”, declaró la actual panelista de Zona de Estrellas, quien también reconoció que “al principio sufrí mucho” y que tras lo ocurrido “me he tratado de acercar muchas veces a una persona, pero no ha habido caso”, en alusión a su hija.

Pese a sus intentos, Argandoña aseguró que “llega un minuto en que tú dices basta. O sea, basta", y que ante cualquier cosa, “la persona sabe dónde yo vivo, sabe que si algo le pasa, uno, dos, tres, siempre voy a estar ahí. Lo que necesite lo va a tener, pero yo no puedo seguir mendigando amor, ni tampoco cariño”. 

"Ya han pasado dos años y si las cosas no se dan, no se dan”, afirmó Raquel Argando´ en entrevista con Jean Philippe Cretton.

Aún así, la comunicadora aseguró que “no por eso me voy a quedar llorando todo el día, las 24 horas en mi casa, porque yo tengo derecho también a vivir. O sea, ya casi me fui para un lado, me merezco estar con la persona que quiero, me merezco estar con los amigos que están conmigo y, bueno, si la vida me deparó esto, lo voy a tener que vivir, punto”.

“Me cansé”

Ante la postura que ha tomado respecto a su quiebre con Kel Calderón, Raquel Argandoña dejó en claro que “no es que esté fría", sino que “yo creo que cuando una persona sufre tanto, piensa tú que a mí me quitaron la tuición de mis hijos, y después pasa esto”. 

"Tú tienes que decir los hijos son prestados, cada uno hace su vida, sé que están en buena salud, los tengo en una muy buena isapre y saben que si en algún minuto necesitan algo económico, va a estar la mamá. Pero no puedo seguir mendigando cariño", sostuvo.

Por último, Argandoña aseguró que “me cansé, porque cuando estás luchando todos los días, cuando tú intentas e igual se te van cerrando las puertas, y tú crees que se te está abriendo una puerta y se te vuelve a cerrar, basta”. 

“Esa persona lo va a entender cuando sea mamá. Lo único que pido que cuando lo entienda, no sea tarde, pero yo tengo derecho a vivir mi vida. Yo durante dos años me he tratado de acercar, si ella no quiere que me acerque, porque teníamos una linda relación, no puedo más”, cerró.

Más Noticias

Más Noticias