Entretención

"Vino a contarme que estaba muerto": la experiencia paranormal que vivió Jordi Castell

Fue en el programa La Divina Comida que el fotógrafo dio a conocer este episodio en su vida.

Jordi Castell aseguró que un guía espiritual le dijo que era un "puente". AGENCIA UNO/ARCHIVO.
Jordi Castell aseguró que un guía espiritual le dijo que era un "puente". AGENCIA UNO/ARCHIVO.

El fotógrafo Jordi Castell reveló la experiencia paranormal que ha vivido a lo largo de su vida y que se expresó a través de distintas señalas que en su momento no tomó en cuenta.

Fue en el programa La Divina Comida donde el ex conductor de Primer Plano detalló que a veces se topaba con imágenes o situaciones que no entendió. Por lo mismo, quiso recurrir a un experto. “Me hice revisar y soy puente”, afirmó. 

Castell, para evitar conclusiones poco acertadas, se acercó a “personas ligadas a lo espiritual”, ya que según señaló, constantemente estaba con un espíritu cerca. 

“En otra casa empezaron a aparecer situaciones que eran señales claramente de un amigo mío, que había venido a contarme que se había muerto. Él no sabía que estaba pesándome y haciendo descalabros en mi casa”, dijo.

El comunicador reconoció que en ese entonces no tenía idea que su amigo había fallecido, por lo que "vino básicamente a contarme que se había muerto”, destacó Jordi Castell, quien contactó a un clarividente que lo ayudó a saber cuál era el mensaje que quería entregarle.

“Yo no dije nada y me dijo ahí está tu amigo, se llama así, te viene a decir esto, estaba en tal parte. Estoy hablando del año 89, tuvo SIDA, era de una familia árabe muy conservadora y lo mandaron a Sao Paulo a morir, lo mandaron a morir en una forma miserable”, detalló el fotógrafo.

Doña Otilia

Pero eso no fue lo único. Jordi Castell relató lo ocurrido con una mujer llamada Otilia en Chiloé. En la isla, durante su estadía, fueron distintos lugareños quienes le relataron parte de la historia de esta mujer que no alcanzó a conocer. 

Para el fotógrafo, fue ella, a través de distintas personas, quien le hizo llegar su historia.

“La pobre vieja murió en condiciones super miserables, porque murió y la encontraron dos días después. Después de que la habían manguereado porque se había hecho en los pañales, tenía Alzheimer”, agregó.

Jordi Castell reveló también que siempre visualizaba la imagen de una escalera con una alfombra azul y una foto arriba. Hasta que un día le mostraron una de las casas de donde habían sacado muebles para ubicarlas en su casa. En medio de eso se encontró con la escalera, la alfombra azul y la foto: era Otilia, y la casa donde estaba era de esta mujer.

Más Noticias

Más Noticias