Estadio

It's show time: "Fantasma" Figueroa a Everton

 La relación de futbolistas y entrenadores con la cámara de televisión da para todo. Hay algunos que no les gusta hablar nunca, otros que son muy diplomáticos y otros que, sencillamente, se inventan un personaje. Dentro de esta última distinción cabe, sin lugar a dudas, Marco Antonio Figueroa.Hay mucha gente -en realidad no tanta, pero sí quienes lo conocen personalmente- que dice que el "Fantasma" es un tipo amable, atento y divertido. Bueno, si es así, queda claro que la actuación está realmente muy bien lograda.

Por:  José Antonio Giordano

La relación de futbolistas y entrenadores con la cámara de televisión da para todo. Hay algunos que no les gusta hablar nunca, otros que son muy diplomáticos y otros que, sencillamente, se inventan un personaje. Dentro de esta última distinción cabe, sin lugar a dudas, Marco Antonio Figueroa.

Hay mucha gente -en realidad no tanta, pero sí quienes lo conocen personalmente- que dice que el “Fantasma” es un tipo amable, atento y divertido. Bueno, si es así, queda claro que la actuación está realmente muy bien lograda.

Ya como futbolista, Figueroa siempre fue un tipo frontal y polémico. Tuvo una buena carrera, es el ídolo máximo del Morelia mexicano, e incluso ya retirado le hemos visto jugar en entrenamientos como el mejor de los arietes de la actualidad.

La cosa es que, como entrenador, no le ha ido muy bien. Pero eso no ha sido impedimento para adoptar una actitud “Mourinho” hacia la vida, y pelearse con sus jugadores, rivales, árbitros, colegas, periodistas e hinchas. Y si la discusión implica a un extranjero, la artillería es todavía peor.

No hemos sabido mucho de él luego de que dejara la banca de O’Higgins a fines del año pasado –aparte de tomarse el tiempo para criticar a Marcelo Bielsa por el fracaso de la Sub-20– aun cuando sonó como posible entrenador de Colo Colo cuando Diego Cagna empezó a perder piso en Macul.

Pero ya lo tenemos de vuelta: hoy sería presentado como nuevo DT de Everton, equipo que no lo está pasando muy bien en la Primera B. Y, claro, Figueroa ya se había agarrado con el presidente “Ruletero”, Antonio Bloise, quien aseguró que el “Fanstasma” “estaba totalmente fuera de sus cabales”. Ahora, tan amigos como siempre (?).

Por eso, en El Dínamo quisimos recordar las mejores frases y peleas de Marco Antonio Figueroa en su carrera como técnico. Si nos hubiésemos puesto a hilar fino, no terminábamos nunca. Aquí está el “Fantasma”, una fina selección:

La mirada antropológica (?) sobre el futbolista chileno: Figueroa entrenaba a Cobreloa, y desde el norte se mandó un par de declaraciones incendiarias acerca de los jugadores nacionales y sus actitudes hacia la profesión.

El jugador chileno es bueno para tomar, le gusta el hueveo. Y no sólo acá: yo voy a Santiago y me encuentro con jugadores de la U y Colo Colo a las 4 AM. Estuvieran en mi equipo, los corro. Acá en Cobreloa les dije el primer día: No me gustan los rumores; si me llega uno de que anduvieron tomando, los saco. Al segundo, se van. Me da lo mismo si el rumor es verdad o mentira, no estoy para investigar. Si se quedan en su casa, nadie les va a inventar nada“.


Cinco combos de ventaja: Todavía al mando de los loínos, el “Fantasma” tuvo un “pequeño” problema con el uruguayo Iván Guillauma. Esto dice la historia:

“Oiga, pesque sus cositas y se va cagando de acá, váyase para su casa, usted no entrena más con nosotros. Qué se cree este conchadesumadre. Sáquenmelo, le voy a meter un combo en el hocico. Te doy cinco combos de ventaja y no me durai ni un round”.


A garabato limpio, pero con él mismo: A esta altura, ningún jugador entrenado por MAF debe poder decir que nunca se llevó un reto. Eso sí, el DT explica que  los garabatos no los dirige hacia ellos:

“Nunca los he puteado, y esto quiero que salga clarito. Les digo la concha de mi hermana o la concha de mi madre. O sea, no toco a sus familias, más bien a la mía. Sé que igual no está bien, pero no puedo sentarme en la banca con las manos en los bolsillos cuando algo no me gusta. De los 25 jugadores que tengo, 23 te van a decir que no les he dicho ninguna cosa que no hayan escuchado antes en una cancha. En un partido me excedí con el arquero y después le pedí disculpas. Si hicieran lo que les digo, no habría garabatos”.

El ojito para analizar a los jugadores: Acá hay dos aristas, cuál de las dos más simpática (?). Primero, el trato del DT hacia sus jugadores. Es cierto, después pidió disculpas, pero luego de una derrota de la UC frente a Huachipato no se guardó nada a la hora de salir a reventar a sus jugadores frente a los micrófonos.

A nuestros delanteros siempre les pasa algo: o se resbalan o se despeinan (…) No es entendible que un central extranjero no sepa ocupar un perfil para marcar”.

Después, con el central Waldo Ponce entre sus filas, tampoco estuvo muy conforme. Y lo mató.

“Yo no lo pedí. Yo pedí seleccionados ecuatorianos y no me pudieron traer a ninguno. Ponce era la última alternativa“.

Y a la hora de hablar de jugadores de otros clubes, MAF no ha tenido muy buen ojo. Primero las emprendió contra Walter Montillo y Lucas Barrios, cuando jugaban en la “U” y Colo Colo respectivamente. Ahora el volante la rompe en Cruzeiro, y el delantero es uno de los mejores jugadores de la Bundesliga. Pero el “Fantasma” no les encontraba mucho brillo:

“Lucas Barrios me sorprendió con la U, pero en general no da, solo triunfa porque está en Chile. Montillo igual, estuvo conmigo en Morelia y no jugó. No puede ser que alguien dure 15 minutos corriendo: no sirve en ningún lado del mundo. No pago un millón de dólares por ninguno de los dos. No me malentiendan, para Chile son buenos jugadores, acá están robando, la rompen, pero no dan para México o Europa”.

El otro invitado a esta recopilación es Mauricio Pinilla, quien mientras jugaba en Grosseto de la segunda división italiana, sonó como posible refuerzo de la UC. Figueroa, luego de burlarse de la posibilidad, sacó de su manga una frase de antología:

“La Serie B italiana no existe. Y juega en un equipo que tiene nombre de helado.

Hoy, “Pinigol” la rompe en Palermo, de la Serie A.

En contra de los hinchas y el Sifup: Sigamos peleando. Primero, MAF se descargó contra Carlos Soto, presidente del Sifup, cansado por no poder echar a todos los jugadores que él quería.

“Acá un jugador viene y me llena a chuchadas y el club no lo puede echar, por el Código del Trabajo, el estatuto del jugador y porque Carlos Soto mete la cuchara. Me tiene cansado. Él, que era un ordinario como jugador, que mostraba los genitales a todo el mundo, ahora encabeza esto”.

Y cuando los resultados no llegaban en la UC, sobre todo después de perder un partido frente a Unión Española, dejó toda la diplomacia de lado para entender el sentir del hincha:

Los hinchas que piden mi renuncia son unos tarados“.

La parada de carros: Bueno, y quién le dice algo a este señor, se preguntarán muchos. Lo cierto es que el encargado de pararle los carros fue Jorge “Mortero” Aravena, con quien discutió en pleno partido entre Católica y Palestino.

El ex jugador de la selección no se guardó nada: “Ofreciste de todo y no has ganado nada”, en una frase que interpretó a varios hinchas de la UC, según me han contado (?).

Y cuando lo invitaron a pelear afuera, Aravena replicó “cuando querai, si soi añiñao’ al peo”. De colección.



pd: algunas frases las tomamos de nuestra página amiga, CharlaTecnica.cl

Más Noticias

Más Noticias