Estadio

Las diez cosas que dejó la fase de grupos de la Copa América

Sorpresas, papelones, buen fútbol y muchos hinchas jodiendo al otro lado de la cordillera resaltan en la primera ronda del torneo.

Por:  José Antonio Giordano

Se acabaron los grupos de la Copa América. Ahora, con las parejas de cuartos de final listas, no hay espacio para especular ni tiempo para recuperarse. “Ahora empieza el torneo de verdad”, dicen los que hablan como en conferencia de prensa.

Y de alguna manera es cierto. Pero no por eso da lo mismo lo que pasó en la primera ronda. Y por eso en El Dínamo quisimos destacarlo.

Rompe cartillas: No son pocos los que pusimos pocos empates en las apuestas previas al torneo. Y a medida que avanzaban los partidos, nos fuimos agarrando la cabeza…

Primero, por la cantidad de igualdades. Cerrada la primera fase, hubo seis partidos que terminaron repartiendo los puntos, muchísimos más que los que ocurren habitualmente en Copa América.

Y no sólo eso, hubo empates en partidos que no muchos lo pensaban: Argentina con Bolivia, Brasil con Venezuela, Uruguay con Perú hicieron que tres de los favoritos no pudieran celebrar en partidos que, en el papel, les parecian ganados.

Nadie pierde: Claro que algunos perdieron, sino el párrafo de los empates hubiera sido eterno (?). Pero llama la atención que de los ocho equipos que avanzaron de ronda, sólo uno perdió alguno de los tres partidos previos.

Fue Perú, que cayó frente a Chile con un autogol en el último minuto. El resto, una mezcla de empates y triunfos. Ninguno de los ochos ganó tampoco los tres partidos: los equipos con mejor rendimiento fueron Colombia y Chile, con siete puntos cada uno.

La solidez de Chile: La “Roja” jugó tres partidos que tuvieron circunstancias bastante distintas entre sí, pero en todos mostró un buen nivel de juego.

Los dirigidos del “Bichi” Borghi supieron poner la pelota contra el piso, pocas veces perdieron el protagonismo y se las arreglaron para inquietar constantemente a los rivales.

En lo que hay que mejorar es en la definición, son varias las oportunidades claras de gol (Aló, Luis Jiménez) que desaprovecharon. Y eso, de ahora en adelante, te deja fuera.

El café más dulce: Medio siútico el nombre del párrafo, pero cumple su cometido (?). La Selección Colombiana dio -de alguna forma- la sorpresa y se quedó con el Grupo A de la Copa.

Decimos de alguna forma porque no era novedad que tuvieran muy buenos jugadores, una muy buena rotación en el mediocampo de la mano de Freddy Guarín y un gran goleador como Radamel Falcao.

Pero sí es sorpresa, porque todos apostaban a que el grupo se quedaba en manos del dueño de casa, Argentina…

El Barcelona de los pobres: Con un jugador como Lionel Messi en tu equipo, es difícil no querer sacarle todo el partido posible. Para eso, en Argentina, pensaron en jugar como el Barcelona. Una idea súper simple (?).

Empezaron mal los dueños de casa. Igualaron 1-1 con Bolivia en un partido en que no jugaron a nada, y en el siguiente duelo frente a Colombia lograron empatar a cero porque la suerte estuvo de su lado.

Para el último partido, el cuestionado Sergio Batista metió varios cambios, modificó el esquema, sacó a los jugadores de madera y logró ganar 3-0 para calmar las aguas. Pero le queda mucho por demotrar. Y ahora viene Uruguay.

La cenicienta bolivariana: Antes de comenzar el torneo, Venezuela sólo había ganado dos veces en su historia jugando en la Copa América. Más encima, le tocaba en el grupo con Brasil, Ecuador y Paraguay, en el papel, todos de un nivel algo o muy superior.

Pero la “Vinotinto” dio la mayor sorpresa de todas al no perder ningún partido: igualó con el “Scratch” y con los guaraníes, además de ganarle a Ecuador. Así, logró que el convaleciente Hugo Chávez volcara todo su mensaje revolucionario en su cuenta de Twitter para festejar por sus jugadores. Ahora, se verán las caras con Chile. Y si nos dejan en el camino, seremos parte otra vez de la historia… de los demás.

Dame una mano: Y si en Argentina no entendían que pasaba con su Selección, sus principales enemigos no lo pasaban mucho mejor. Brasil igualó en los dos primeros partidos de la Copa, dejando muchas dudas en el equipo de Mano Menezes.

El DT apostó por un equipo joven, pensando de frentón en el Mundial de 2014 en el cual serán locales y, por lo tanto, no jugarán eliminatorias. Por eso, tiene que ir armando un plantel con algo de proyección, pero que le dio bastantes sustos.

Anoche, frente Ecuador, se vio algo de la magia de Neymar, Pato y el resto de las “figuritas”. Con eso, y la camiseta, les basta y les sobra para ganar la Copa.

Gracias por venir: Siempre es tema de discusión que México juegue la Copa América. La explicación es bien simple: viven cerca (?) y tienen un mercado que hace que la Conmebol pueda seguir funcionando con todas las coimas de siempre.

Por eso, suele venir a jugar con los equipos del sur. Y hacen un buen papel. Pero esta vez vinieron con un equipo Sub-22, que además tuvo ocho bajas tras un amistoso (?) con unas prostitutas en Ecuador.

Y dieron la hora. Perdieron los tres partidos, no tenían mucho para ofrecer y pasaron a ser el equipo de peor rendimiento del torneo. Para la otra invitamos a Surinam, viven más cerca todavía.

La “Marea”, el periodismo, la policía: Si lees “Marea Roja” y su cabeza le pasa una mala pasada poniéndole play a “Chileno de corazón”, no te preocupes, no estás sólo (?). Los miles de hinchas chilenos que han cruzado la cordillera han acaparado casi toda la atención fuera de la cancha, con los episodios que aquello conlleva…

Vamos por parte. No queremos ser -tan- chaqueteros. Que la Selección juegue con 35.000 hinchas en el extranjero es sencillamente maravilloso, y demuestra lo importante que es el hincha en los estadios. Aun cuando acá en Chile los quieran hacer tan seguros como para que no vaya nadie.

Pero por otro lado, la repetición de “ceacheí” todo el día, en todos los canales, es tremenda. Y a eso hay que agregarle el típico despacho “Cuánto gana Chile hoy?” – “7-0 compadre, aguante Chile”. O quizás el autor (o sea yo) es muy jodido.

El rating: Por si no lo sabías -vienes llegado de Júpiter o de un retiro espiritual-, TVN y Canal 13 tienen los derechos para transmitir la Copa América. Eso ha derivado en que se arme una peque…

CEACHEÍ!!

¿Ven que molesta? En fin. Se ha armado una pequeña lucha entre los relatores: Claudio Palma por una lado, y Pedro Carcuro con Fernando Solabarrieta en el otro, en donde la voz del CDF ha salido triunfante.

Son estilos muy distintos, cada uno con cosas buenas y malas. Pero otra cosa también ha tenido que ver: la diferencia con que llega el audio y la imagen en Canal 13, lucha constante en el canal del angelito-Luksic.

Por otro lado, nadie habla mucho de los comentaristas, factor casi más importante a la hora de elegir. Y para estar a la moda, tampoco vamos a hablar de eso

.

Más Noticias

Más Noticias