Estadio

Las medidas con las que el Gobierno busca reformular el plan Estadio Seguro

Tras los hechos ocurridos en diciembre por hinchas de Wanderers y Colo Colo, en La Moneda han tildado de un fracaso la medida que buscaba erradicar la violencia de los estadios.

Por:  El Dínamo

Tras el violento episodio que se vivió con los hinchas de Wanderers y Colo Colo en Valparaíso en diciembre pasado, el ministro del Interior, Jorge Burgos, realizó un crítico diagnóstico del Plan Estadio Seguro, ya que la medida adoptada en el Gobierno de Sebastián Piñera, no estaba erradicando la violencia en los recintos deportivos.

Según publicó La Tercera, al interior de La Moneda consideran una carga llamar “Estadio Seguro” ya que pone en permanentemente cuestionamiento la labor de las autoridades públicas frente a hechos que, a veces, escapan del control de éstas. Es por eso que uno de los puntos en los que trabajan los equipos del Ministerio del Interior, es en cambiar su nombre, pero es Burgos quien tiene la última palabra.

“Estadio Seguro se transformó en una suerte de elemento de excusa. Estadio Seguro es utilizado de manera impropia para responsabilizarlo por comportamientos que corresponden a distintos actores que tienen responsabilidad legal”, comenta el encargado del programa, José Roa, aunque evita entregar detalles sobre la propuesta de reformulación que Interior daría a conocer en los próximos días.

De hecho, al ser consultado por la reingeniería en la que se estaría trabajando, Roa se limitó a responder que “las políticas públicas son más parecidos a una carrera de posta que a una de 100 metros. Nosotros tomamos el testimonio de este programa y lo que hicimos fue abrir una evaluación, y a partir de ello redefiniremos ciertas cosas. Pero las soluciones las dará a conocer quien corresponda, en el momento oportuno”.

Sin embargo, el matutino aseguró que son dos los puntos en los que se trabaja para reformular Estadio Seguro: el cambio de dependencia del programa y la creación de una instancia orgánica que agruparía de manera permanente a los distintos actores involucrados en el tema del combate a la violencia en los estadios. Además, del traspaso desde la Subsecretaría de Prevención del Delito a la Subsecretaría de Interior.

Esta última medida administrativa busca dotar de una estructura con poder de decisión e injerencia real -no sólo consultiva, como ocurre hoy- en las medidas tendientes a evitar los incidentes en los distintos estadios.

Por otro lado, se busca la creación de un consejo asesor permanente, que reúna técnicos, líderes de opinión en el mundo del deporte y hasta futbolistas, que oficiarán como un órgano consultivo y que debieran reforzar la labor de comunicar las políticas contra la violencia en torno al deporte.

De esta manera, el Gobierno busca involucrar a los clubes y los propios hinchas en la búsqueda de soluciones y que, entre otras cosas, llevó el año pasado a la Subsecretaría de Prevención del Delito a contratar una asesoría comunicacional, por $ 300 millones, tendiente a diseñar una campaña de medios en torno a este tema.

Más Noticias

Más Noticias