Estadio

Lo que opinan los columnistas deportivos de la salida del DT

Aquí lo más destacado que dicen los columnistas deportivos locales de la renuncia de Marcelo Bielsa: 

Por:  El Dínamo

Aquí lo más destacado que dicen los columnistas deportivos locales de la renuncia de Marcelo Bielsa:

Danilo Díaz, La Tercera: “Marcelo Bielsa, además de ser un notable entrenador de fútbol, un tipo honesto y frontal, se transformó en estos días en un legítimo representante de los trabajadores asalariados, de los que viven de un sueldo y que no pueden pararse de igual a igual con su empleador. Porque en síntesis, lo sucedido en estas semanas, desde que Sergio Jadue asumió en la presidencia de la ANFP, es la representación de un profesional que sabe lo que pesa y vale, digno y coherente, que se enfrenta al poder y le juega de igual a igual.

Como en la cancha, donde da lo mismo si el oponente es Brasil, Alemania o Letonia. El rosarino estaba a gusto en Chile, construyó desde las cenizas y cuando hubo que tomar definiciones, a su manera, con sus tiempos, sin dejar de hacer la pega, definió una posición. Tenía claro que era una piedra en el zapato para los nuevos regentes de Quilín y los clubes grandes, que de la boca para afuera decían que era la prioridad, pero que en su accionar –como los desnudó en la intervención de anoche buscaban la manera de sacárselo de encima.”


César Olmos, El Mercurio: “Pero bueno, ha sido Bielsa quien ha disparado y con balas de calibre mayor. Al cuello del poder real que opera detrás de Jadue, a la yugular de funcionarios y fácticos. Y aunque podríamos dar por buenas todas y cada una de sus palabras, hay algo que no termina de calzar: ¿tres minutos? ¿Ese fue el tiempo que Bielsa consideró necesario para zanjar con Jadue el futuro de un trabajo que le dio una felicidad impagable, que le permitió “aprender a amar la vida”? ¿Ese fue el tiempo que consumió para conversar nuevamente con su interlocutor sobre sus ganas de “quedarse”? Parece poco. Poquísimo. Parece, más bien, que Bielsa se sentó a esperar que los hechos se desarrollaran en función de sus presunciones -fundadas-, y ya. Hasta luego. Eran tan malintencionados como pensaba. Harold me lo había advertido.

Y Harold no va a estar. Nada que hacer.  De ello se desprende que la mano negra de los “concesionarios de la U, la UC y Colo Colo” es tan asquerosamente turbia, que la lealtad con el hincha (“el único imprescindible en el fútbol”), con la selección (que deja botada a cinco meses de la Copa América) y hasta consigo mismo, fueron insuficientes para impulsarlo a continuar. No le dio siquiera para pensar en inmolarse y defender a los débiles -al menos hasta la Copa-, porque lo de él no es sólo convicción, sino profecía: el fútbol chileno pagará caro haberse sumido en este “escenario””.

Rodrigo Gómez, La Tercera: “Pero lo de Bielsa no era solo trabajo en la cancha, fuera de ella también lo hacía y mucho, conocía a los rivales casi mejor que sus propios entrenadores, sabía perfectamentequé hacía cada uno. Pero el trabajo del argentino no terminaba ahí. Bielsa y su equipo técnico tienen una base de datos detodos los jugadores que juegan en el campeonato oficial chileno de primera y segunda división, y de los jugadores que están a punto de pasar al profesionalismo. Les hacen un seguimiento semanal a cada uno de ellos, de esta forma no tengo dudasde que cada vez serían mejores los resultados de nuestra Selección.

Lamentablemente todo esto se acaba y finaliza no como estamos acostumbrados que terminen los procesos en Chile, pormalos resultados o problemas disciplinarios, este proceso termina por inconvenientes de visión de futuro de nuestros dirigentes. En la historia de la Selección hay dos hitos muy marcados: uno estuvo dirigido por Don Fernando Riera y el otro por Marcelo Bielsa. De eso no hay dudas”.

Más Noticias

Más Noticias