Estadio

¡Por suerte que son compañeros!

 Está claro que en el fútbol muchos compañeros de equipo no se pasan. Divisiones siempre hay, incluso peleas en los entrenamientos... pero en un partido ya es como mucho. Eso pasó hace algunos días en Marruecos, en donde dos jugadores del OCK Khouribga no encontraron nada mejor que irse a las manos en la mitad del encuentro, a vista y paciencia del árbitro. Luego de separar la pelea, uno de los "compañeritos" se fue expulsado y, además, su equipo perdió. 

Por:  José Antonio Giordano

Está claro que en el fútbol muchos compañeros de equipo no se pasan. Divisiones siempre hay, incluso peleas en los entrenamientos… pero en un partido ya es como mucho.

Eso pasó hace algunos días en Marruecos, en donde dos jugadores del OCK Khouribga no encontraron nada mejor que irse a las manos en la mitad del encuentro, a vista y paciencia del árbitro. Luego de separar la pelea, uno de los “compañeritos” se fue expulsado y, además, su equipo perdió.

Más Noticias

Más Noticias