Estadio

Una golfista, una celebración y una fractura

 Su nombre es Stacy Lewis, y hace algunos días ganó su primer título en el LPGA, el circuito más importante en el golf femenino mundial. Eso no dice mucho, pero faltan varias cosas por agregar.

Por:  José Antonio Giordano

Su nombre es Stacy Lewis, y hace algunos días ganó su primer título en el LPGA, el circuito más importante en el golf femenino mundial. Eso no dice mucho, pero faltan varias cosas por agregar.

Primero, que su título fue en el Kraft Nabisco Championship, el primer major de la temporada. Segundo, que la carrera de Stacy no ha sido nada de fácil: le diagnosticaron muy joven una escoliosis, condición que puso en jaque su prometedor futuro. Luego de pasar varios años con un soporte en la espalda, los doctores decidieron operarla, para ver si mejoraba en algo y de paso podía seguir jugando golf.

La operación resultó, y se fue consagrando como la mejor golfista universitaria y luego como la mejor amateur. Además, este triunfo llegó justo un par de días después de la muerte de su abuelo, quien ella ha señalado como su mentor.

Pero eso no termina ahí. Una vez que Lewis embocó el último putter, para ganar el torneo, su familia corrió a abrazarla. Y, como indica la tradición, la golfista estaba lista para tirarse un piquero en el pequeño lago que acompañaba el hoyo 18, le pidió a su caddie y a sus padres que la acompañaran.

Así lo hicieron, quedaron todos mojados, pero la alegría podía más. Y tanto podía la alegría que su madre no se dio cuenta que luego del piquero a tan baja profundidad, se fracturó el peroné. Así se lo hizo saber un doctor harto rato después de lo sucedido. ¿Algo más? Claro, la madre se preparaba para una maratón, la cual no podrá correr. Una historia completa.

Más Noticias

Más Noticias