Estadio

Viajes y prostitutas en la acusación al Porto de Mourinho

Es bastante probable que a todos los árbitros del mundo les hayan gritado algunas vez ladrón o vendido. Cierto o no, la cosa es que muy pocas veces eso se ha comprobado. Pero en Portugal parece estar pasando lo contrario.Lo cierto es que, en 2004, llegaron hasta la justicia varios casos que hablaban Jorge Nuno Pinto da Costa, presidente del Porto, estaba involucrado en arreglar partidos. Para peor, la ex señora del caballero sacó un libro en donde mencionaba pasajes no muy limpios de su actividad como dirigente.

Por:  José Antonio Giordano

Es bastante probable que a todos los árbitros del mundo les hayan gritado algunas vez ladrón o vendido. Cierto o no, la cosa es que muy pocas veces eso se ha comprobado. Pero en Portugal parece estar pasando lo contrario.

Lo cierto es que, en 2004, llegaron hasta la justicia varios casos que hablaban Jorge Nuno Pinto da Costa, presidente del Porto, estaba involucrado en arreglar partidos. Para peor, la ex señora del caballero sacó un libro en donde mencionaba pasajes no muy limpios de su actividad como dirigente.

Sin embargo, la justicia portuguesa sólo determinó de que existía “intento de sobornar”, pero no se había llegado a consumar el ílicito.

Pero eso no es lo que piensa Jacinto Paixao, árbitro que fue sindicado como el responsable de arreglar los partidos. En ese entonces, el ahora ex juez grabó un video que saldría la luz en caso de que algo le pasara a él o a su familia.

Y por las maravillas de la modernidad (?), el video apareció ahora en Youtube. En él se puede ver a Paixao dando una declaración frente a una cámara, explicando en qué partidos cargó la mano y qué recibió a cambio.

“El 29 de febrero de 2004, el encuentro entre Porto y Moreirense estaba igualado 1-1. El Porto entró en contacto conmigo y me pidió que influenciara el resultado del partido“, explica.

Además, agrega que en otras dos oportunidades el club más importante del país “le ofreció acompañantes femeninas a todo el staff arbitral, algo común en ellos”, y que en 1998 el club le pagó a él y a otros árbitros un viaje a Marruecos.

De ser cierto, José Mounrinho, entrenador del Porto entre 2001 y 2004, no tiene por qué estar involucrado, pero habría ganado varios puntos que no le correspondían.

A continuación, el video de la confesión (sólo tiene subtítulos en inglés):

Más Noticias

Más Noticias