Estadio

Video: cuando ser chueco es muy doloroso

 Inventemos una historia. Digamos que un grupo de amigos decidió salir a una plaza a jugar fútbol, o "tontito" o cualquier cosa con una pelota.  Al final del juego, uno de los muchachos es declarado perdedor, por lo que uno de sus compañeros tiene la posibilidad de castigarlo con un pelotazo a un metro de distancia. 

Por:  José Antonio Giordano

Inventemos una historia. Digamos que un grupo de amigos decidió salir a una plaza a jugar fútbol, o “tontito” o cualquier cosa con una pelota. 

Al final del juego, uno de los muchachos es declarado perdedor, por lo que uno de sus compañeros tiene la posibilidad de castigarlo con un pelotazo a un metro de distancia.

Para lo anterior, el perdedor asume una posición de 90 grados y espera con temor el disparo. Pero nada de eso pasa: el lanzador falla en su objetivo y la pelota rebota en una pequeña muralla de ladrillos, para devolverse de lleno a su cara.

Pase a ver el video que ya va cerca de las 310.000 reproducciones en Youtube. Para pensarlo dos veces antes de decidir ser el “castigador”.

Más Noticias

Más Noticias