Mujer

Japi Jane: Talleres, proyectos e historias de la mujer tras los sex toys

Mientras espero a mi entrevistada, me dedico a mirar “los juguetes”. Algunos, me es fácil de descifrar su funcionalidad, pero mi ignorancia se hace presente ante otros adminículos que no sabría dónde se ponen… o cómo.

Por:  El Dínamo

Jane está “japi”. Después de la entrevista me digo, “claro, ¿cómo no va estar “japi” la jane?” Después de diez años asentada en Chile, emparejada felizmente y ad portas de cumplir 5 con su negocio -el cual está ampliando y buscando lugar para el segundo local-, recopilando historias para celebrar el cumpleaños de su tienda publicando un libro, imposible no estar feliz… Jane Morgan sonríe, porque al parecer, no hay nada que entorpezca su camino.

Llego a su tienda ubicada en pleno Providencia y me abre una niña muy atenta. Mientras espero a mi entrevistada, me dedico a mirar “los juguetes”. Algunos, me es fácil de descifrar su funcionalidad, pero mi ignorancia se hace presente ante otros adminículos que no sabría dónde se ponen… o cómo.

Menuda, efusiva, alegre, hablando a mil por hora con el tono gringo chilenizado y con muchas ideas en una sola frase, Jane hace que la conversa sea grata y amena. Mientras la escucho, reflexiono en que no es extraño entender el por qué le ha ido tan bien en este negocio: es una “niña bien”. Y seamos honestos, en un país como éste, se necesita serlo (a veces más parecerlo), para que se abran algunas puertas. Sobre todo con un proyecto innovador que está asociado a ambientes más “under”. No hay que tener sólo empatía y carisma, sino también saber llegar a la gente. Jane llega.

TALLERES PARA LA MUJER

Mi curiosidad es grande, hace poco realizó la primera versión del taller: “Me visto, me maquillo, me desvisto” junto a sus dos amigas Francisca Torres y Paloma Suzarte. No pude asistir, pero sé que viene otra versión, así que me lanzo a preguntar bien de qué trata…

“Abordamos de todo: la belleza, la sexualidad, la fantasía… Siempre tuvimos claro que no queríamos caer en lo superficial, el típico dato de belleza, maquillaje y ropa que ves en revistas. Esto es diferente, es un espacio para cada una de las asistentes, un regalo, un re-encontrarnos con nosotras, renovarnos, empoderarnos. Y sin querer que suene cursi, la verdad es que toca la autoestima, me explica.

Sigue leyendo vía Japi Jane: Talleres, proyectos e historias de la mujer tras los sex toys a través de Mujer actual

Más Noticias

Más Noticias