Mujer

No se puede romper lo que ya está roto

Nathalie parece cargar con la desgracia en su nombre. Esta joven parisina unió su vida a la del amor de su vida, François, quien, de forma repentina y sin aviso, muere, dejándola sola y magullada. Delicada. Luego de tres meses de intenso dolor y angustia -y cuando la cotidianeidad parecía haber perdido total sentido-, decide […]

No se puede romper lo que ya está roto
Por:  Ina Groovie

Nathalie parece cargar con la desgracia en su nombre. Esta joven parisina unió su vida a la del amor de su vida, François, quien, de forma repentina y sin aviso, muere, dejándola sola y magullada. Delicada.

Luego de tres meses de intenso dolor y angustia -y cuando la cotidianeidad parecía haber perdido total sentido-, decide reincorporarse a su trabajo, donde encuentra un refugio con su jefe y compañeros; todos acompañándola con miradas sensibles y de pena compartida.

Así, en un contexto de dobles intenciones por parte de su superior y rumores entre sus pares, Nathalie conocerá a Marcus, un sueco que trabaja en la sede parisina de la empresa y quien la ayudará a asimilar las ausencias de su vida.

Delicadeza es un nombre que se arrastra durante la novela, que nos recrea lugares de manera prístina emociones de manera realista y una historia que no se achica ante los escépticos.

Libro: La delicadeza
Autor: David Foenkinos
Editorial: Seix Barral

Más Noticias

Más Noticias