Mujer

Preparándonos para un 18 de septiembre saludable

Durante la celebración de Fiesta Patrias podemos llegar a subir hasta tres kilos, ya que la dieta dieciochera es más calórica y menos saludable, pero a través de ella expresamos nuestra alegría por la festividad que celebramos.

Por:  El Dínamo

Durante la celebración de Fiesta Patrias podemos llegar a subir hasta tres kilos, ya que la dieta dieciochera es más calórica y menos saludable, pero a través de ella expresamos nuestra alegría por la festividad que celebramos. La sugerencia es celebrar y compartir haciendo un esfuerzo por controlar las calorías que ingerimos, moderando la cantidad de alimentos calóricos, alcohol y carbohidratos que nos entregan las carnes con mayor contenido graso (cerdo, cordero, longanizas), empanadas, chorizos, anticuchos, papas mayo, etc.

La Ingeniera en Alimentos de la empresa PROEXA entrega algunas recomendaciones “No coma más de la cuenta. Combine un delicioso asado con abundantes ensaladas verdes en reemplazo de ensaladas calóricas (como las clásicas papas mayo), evite las frituras, prefiera los productos horneados, y evite el exceso de mayonesa y aceite, prefiriendo los aceites como el de oliva y maravilla. Prefiera en sus ensaladas la achicoria, apio, endivia, espinaca cocida y cruda, lechuga, pepino, pimentón, repollo, zapallito italiano crudo. Si va a beber, acompañe las comidas con una copa de vino, de preferencia tinto y tome abundante agua o bebidas sin azúcar. Ordene los horarios de sus comidas, y evite una ingesta muy abundante a la hora de la cena, para evitar así malestares gástricos mientras duerme”.

 Pero los riesgos de los excesos no son tan solo unos kilos demás, al alterar nuestra rutina corremos el  riesgo de contraer enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión o hipercolesterolemia. Además nos  exponemos a sufrir enfermedades digestivas temporales como diarrea, gastritis, gastroenteritis, cólicos biliares, pancreatitis aguda y gastroenteritis alcohólica, etc., por comer más de lo requerido y realizar mezclas inadecuadas de alimentos, o bien consumir alimentos en mal estado y exceso de alcohol.

 Los invitados a la mesa son los mismos, un buen asado, vino tinto, entre otros; Mónica Rojas advierte algunos riesgos “en estas Fiestas el mayor riesgo de nuestra dieta es el consumo desbalanceado de carnes de alto tenor graso, carbohidratos, alcohol y Sal. Acostumbramos a consumir más calorías de las habituales y relegamos el consumo de alimentos que nos ayudan a un saludable equilibrio digestivo (ensaladas verdes)”.

 Sin duda esta es una celebración familiar por eso no hay que olvidarse de ningún integrante. Los niños pueden consumir los mismos alimentos, pero con moderación, manteniendo un saludable balance entre calorías ingeridas y actividad física, y aproveche de disfrutar con ellos de actividades recreativas al aire libre.

Para nuestros abuelos la dieta debe ser aún más moderada. Hay que controlar la sal y se debe evitar el consumo de carnes con alto tenor graso, frituras, mayonesas, demasiados carbohidratos y exceso de alcohol. Prefiera el consumo de abundantes ensaladas verdes, legumbres y carbohidratos blandos ricos en fibra (arroz).

 UN ALMUERZO SANO Y  DIECIOCHERO:

Media empanada de pino.
100 gramos de carne de vacuno desgrasada
1 trutro completo de pollo a la parrilla
Una porción abundante de ensaladas verdes, aliñadas con aceite vegetal, jugo de limón o vinagre y sal con moderación.
Postre, fruta natural.

Más Noticias

Más Noticias