Mundo

A Cristina Kirchner le dispararon con una pistola Bersa, fabricada en Argentina y con el cargador lleno

El disparo del sospechoso, Fernando André Sabag Montiel, alias “Salim”, no tuvo consecuencias fatales puesto que no había una bala alojada en la recámara.

La pistola Bersa .380 encontrada en la esquina de Juncal con Uruguay, en el barrio de Recoleta (Buenos Aires).
La pistola Bersa .380 encontrada en la esquina de Juncal con Uruguay, en el barrio de Recoleta (Buenos Aires).

Las primeras investigaciones de las autoridades policiales revelaron que Fernando André Sabag Montiel, alias “Salim”, el autor del intento de magnicidio contra la vicepresidenta argentina, Cristina Kirchner, utilizó una pistola Bersa .380 en el ataque.

Tras la detención del autor del intento de asesinato, ocurrido a vista y paciencia de 100 agentes de seguridad de la Policía Federal, fue encontrada la pistola Bersa con todas sus balas. El arma fue recogida en una de las aceras de ubicadas en la esquina de Juncal con Uruguay, en el barrio de Recoleta, lugar de residencia de Cristina Kirchner.

¿Por qué puede fallar el disparo de una pistola?

Experto militares consultados por EL DÍNAMO explicaron por qué la vicepresidenta salió indemne del ataque: la pistola, para que tenga efectos letales, debe tener una bala en la recámara, lo cual no sucedió en este atentado, ya que el perpetrador disparó con la recámara vacía.

La historia de la fábrica argentina

El arma es de fabricación argentina y su cargador puede disparar de 8 a 10 balas. Es una pistola pequeña, diseñada para que el usuario la pueda portar sin que sea visible.

La fábrica Bersa S.A. es una empres de armas argentina, localizada en la ciudad de Ramos Mejía, Partido de La Matanza, Provincia de Buenos Aires.

Fue fundada con el nombre de Tecnofres en 1958 y cambiaria su nombre por el de BERSA S.R.L. en 1962 por las siglas de sus socios fundadores, Benso Bonadimani, Ercole Montini y Savino Caselli.

Más Noticias

Más Noticias