Mundo

Argentina: prescripción salva a ex sacerdote acusado de abusos sexuales

A pesar que la fiscalía había solicitado 20 años de cárcel, el ex cura de 62 años fue absuelto con un fallo dividido.

El sacerdote acusado renunció al sacerdocio en 2017. (Foto: Captura de Pantalla)
El sacerdote acusado renunció al sacerdocio en 2017. (Foto: Captura de Pantalla)

La justicia de Argentina absolvió al ex sacerdote Carlos Eduardo José, quien estaba acusado de abusos sexuales contra menores de edad durante nueve años mientras era párroco, debido a la prescripción de los hechos.

“Prescripción, se amparan atrás de eso, nunca negó los hechos, nunca”, afirmó en declaraciones a TN el abogado de la víctima, Héctor Silveyra.

A pesar que la fiscalía había solicitado 20 años de cárcel, el ex cura de 62 años fue absuelto con un fallo dividido en el juicio que mantenía por abuso sexual infantil agravado contra una alumna del colegio San José Obrero que dirigía en la ciudad de Buenos Aires, por lo que se dispuso su inmediata libertad.

Según indicó el medio Télam, el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal, integrado por los jueces Raúl Luchelli Ramos, Carolina Martínez y Mónica María Carreira, fue recibido con muestras de enojo y dolor por parte de las denunciantes.

“Los jueces, los abogados, los que vinieron a defenderlo son cómplices. Cubren a un pedófilo, él ahora sale y vuelve a abusar. De mí abuso 15 años y no me va a volver a abusar, va a abusar a otra nena”, dijo la denunciante, Mailin Gobbo, conmocionada hasta las lágrimas.

El cura acusado, que renunció al sacerdocio en 2017, estaba imputado por “abuso sexual gravemente ultrajante” agravado por su condición de cura en el colegio, ubicado en el municipio bonaerense de Caseros.

“Todavía nadie se pone los pantalones largos en la justicia de la provincia de Buenos Aires; gobierne quien gobierne tenemos el mismo procurador que es del Opus Dei y donde está la iglesia, hay prescripción”, afirmó el abogado de la víctima, Héctor Silveira, quien además calificó el veredicto como “impresentable”, “bochornoso” y “una vergüenza”.

Más Noticias

Más Noticias