Mundo

Austria prueba test de coronavirus con forma de dulce en jardines infantiles

Esto es una alternativa para los niños que le temen a los tradicional test nasales o de garganta. 

La provincia de Burgenland ya ordenó 35.000 pruebas tipo paletas.  AGENCIA UNO/ARCHIVO
La provincia de Burgenland ya ordenó 35.000 pruebas tipo paletas. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Austria probó en jardines infantiles un nuevo test para detectar el coronavirus en niños.

Según informa el medio europeo The Local, el test de diagnóstico es con forma de una paleta de dulce, una alternativa para los niños que le temen a los tradicional test nasales o de garganta.

Por ello, esta semana, un grupo de pequeños de un jardín infantil en Viena pudo hacer uso de este novedoso método.

Hasta ahora, los niños han estado exentos de muchas medidas para contener el coronavirus, pero existe el temor en Austria de que a medida que las escuelas y los jardines infantiles vuelvan a abrir, la variante británica podría propagarse ampliamente entre los jóvenes y escolares más pequeños.

La provincia austriaca de Burgenland ya ordenó 35.000 pruebas tipo paletas tras el éxito del proyecto piloto. Junto a ello, los padres de esta región recibieron una carta para informarles que cada niño recibiría gratuitamente tres de estos test por semana.

“Es lógico tener controles más estrictos en el ámbito de la educación”, dijo Dominik Krotschek, padre de un niño de tres años, al medio señalado. “No ha habido ningún problema: hoy lo volvimos a hacer y funcionó bien”, agregó.

El test de coronavirus con forma de paleta de dulce fue inventado por Manuela Foedinger, quien dirige el laboratorio del hospital Kaiser-Franz-Joseph de Viena.

Actualmente, Foedinger desarrolla un estudio en cinco jardines infantiles con niños de entre uno y seis años para determinar la fiabilidad de estos test con miras a extender su uso.

Más Noticias

Más Noticias