Mundo

Autor de los ataques en Noruega dice que tiene “otras dos células”

Anders Behring Breivik declaró solo durante media hora. El juez del caso determinó que la prensa no estuviera presente en la diligencia para evitar brindarle una plataforma mediática al inculpado.

Por:  EFE

El autor confeso de los atentados de Noruega, Anders Behring Breivik, se presentó hoy al juzgado de distrito de Oslo para declarar ante el juez instructor por la matanza de 93 personas el pasado viernes, en una diligencia que solo duró media hora.

Un vehículo policial con cristales tintados introdujo al detenido por una puerta trasera de las dependencias judiciales, mientras su abogado, Geir Lippestad, llegó por separado y por la entrada principal.

El todoterreno policial con el arrestado llegó con algo más de media hora de retraso sobre el horario previsto al juzgado de distrito de Oslo, debido a que dos hombres intentaron bloquear el paso del coche y abrirle las puertas durante el trayecto.

Grupos de ciudadanos concentrados ante el juzgado increparon al abogado, con gritos de “cómo puedes defender a ese asesino” y “dile a tu cliente que se queme en el infierno”.

La comparecencia estaba rodeada de grandes medidas de seguridad, mientras un poderoso contingente policial rastreaba la zona con perros entrenados en detección de explosivos.

Breivik se declaró “no culpable” ante el juez, pese a que admitió la autoría en solitario del doble durante una sesión que fue a puerta cerrada por expresa petición de las fuerzas de seguridad noruegas.

Según lo informado por el juez, Anfers Behring Breivik afirmó que tiene “otras dos células” en su organización durante sus declaraciones. También manifestó que su objetivo era “castigar a la socialdemocracia” por traicionar al pueblo noruego al haber fomentado la “importación masiva de musulmanes”.

En la audiencia, los fiscales solicitaron que Breivik permanezca detenido en un principio, por ocho semanas, probablemente incomunicado y sin acceso a noticias, cartas o visitantes, excepto a un abogado.

La decisión del juez fue que permanezca cuatro semanas en completo aislamiento y al menos otras cuatro semanas en prisión preventiva, anunció hoy el juzgado de distrito de Oslo.

Breivik, un noruego de 32 años definido como fundamentalista cristiano, islamófobo y ultraderechista, había solicitado la presencia de medios en su declaración con el fin de lograr una mayor repercusión para sus tesis.

Según medios noruegos, su intención era personarse ante el juez con uniforme policial, tal como perpetró su matanza en el campamento de las juventudes socialdemócratas.

Finalmente, el juez dictaminó que la comparecencia fuera a puerta cerrada para evitar brindarle una plataforma mediática al presunto autor del doble atentado y también por razones de seguridad.

El arrestado admitió en los interrogatorios policiales previos que la tragedia fue “atroz”, pero “necesaria”, tal y como relató a los medios posteriormente su abogado.

Además, su defensor explicó que Breivik aseguraba no sentir culpa por la masacre que había cometido, alegando que iba a ser el desencadenante de su “revolución”. Por su parte, la policía ha dicho que el juicio podría celebrarse dentro de un año

El pasado viernes por la tarde un potente coche bomba estalló frente al Ministerio de Petróleo y Energía de Noruega, matando a siete personas, y dos horas después un hombre disfrazado de policía irrumpió en el campamento de las juventudes socialdemócratas noruegas en la isla Utøya y asesinó a tiros a al menos 86 personas, en su mayoría menores de 20 años.

Más Noticias

Más Noticias