Mundo

Bachelet: anulación del derecho al aborto en EEUU "supone un gran paso atrás después de cinco décadas"

Bachelet, quien fue directora ejecutiva de ONU Mujeres entre 2010 y 2013, puntualizó que se trata de “un enorme golpe para los derechos humanos de las mujeres y para la igualdad de género”.

Las palabras de Bachelet fueron compartidas por el presidente Joe Biden, quien calificó esta decisión como "un día triste para la corte y para el país". AGENCIA UNO/ARCHIVO
Las palabras de Bachelet fueron compartidas por el presidente Joe Biden, quien calificó esta decisión como "un día triste para la corte y para el país". AGENCIA UNO/ARCHIVO

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, cuestionó la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de anular el derecho al aborto, dejando en claro que se trata de “un gran paso atrás después de cinco décadas de protección de la salud sexual y reproductiva”.

Bachelet, quien fue directora ejecutiva de ONU Mujeres entre 2010 y 2013, puntualizó que se trata de “un enorme golpe para los derechos humanos de las mujeres y para la igualdad de género”.

La ex Presidenta dejó en claro que “el acceso a un aborto seguro, legal y efectivo está firmemente enraizado en la ley internacional de derechos humanos, y es crucial para la autonomía de mujeres y niñas, para poder tomar decisiones sobre sus propios cuerpos libres de discriminación, violencia y coerción”.

Para Bachelet, la determinación del Tribunal Supremo "arranca esa autonomía a las mujeres estadounidenses, en especial a aquellas con bajos ingresos y las pertenecientes a minorías étnicas".

La representante de la ONU recordó que en el último cuarto de siglo más de 50 países con leyes restrictivas frente al aborto liberalizaron su legislación, "una tendencia de la que lamentablemente se aleja hoy Estados Unidos".

Con la anulación del derecho constitucional al aborto, vigente desde 1973, cada estado podrá penalizar o prohibir la interrupción del embarazo. 

Para los miembros del Tribunal Supremo, la Constitución de Estados Unidos “no otorga” el derecho al aborto, por lo que este debe ser devuelto al "pueblo" y sus "representantes electos", para ser legislado.

Las palabras de Bachelet fueron compartidas por el presidente Joe Biden, quien calificó esta decisión como "un día triste para la corte y para el país".

Para el mandatario estadounidense, con la anulación de Roe contra Wade "queda muy claro que la salud y la vida de las mujeres de esta nación están ahora en peligro".

Más Noticias

Más Noticias