Mundo

Brasil: Lula da Silva incentiva “voto útil” de cara a las elecciones presidenciales

Las últimas encuestas señalan que el ex presidente brasileño todavía tiene chances de ganar en la primera vuelta.

En caso de que haya segunda vuelta, los sondeos muestran que la disputa debe ser entre Lula da Silva y Jair Bolsonaro.
En caso de que haya segunda vuelta, los sondeos muestran que la disputa debe ser entre Lula da Silva y Jair Bolsonaro.

La última encuesta divulgada respecto a las elecciones presidenciales de Brasil, que sucederán el día 2 de octubre, indica buenas noticias para el ex presidente Lula da Silva. El candidato del Partido de los Trabajadores (PT) no solo amplió ligeramente su ventaja a 16 puntos porcentuales sobre el presidente Jair Bolsonaro, con lo que aún tiene posibilidades de ser elegido en la primera vuelta.

Por ahora, Lula da Silva tiene el 47% del apoyo de los votantes contra el 31% de Bolsonaro, lo que se compara con el 46% y el 31%, respectivamente, de la misma encuesta hace una semana, mostró el sondeo. En un potencial balotaje, la ventaja del ex mandatario creció a 19 puntos porcentuales desde los 17 anteriores, lo que indica que saldría elegido con el 54% de los votos, frente a 35% de Bolsonaro.

A pesar de que el diario brasileño O Globo señale que la posibilidad de que Lula gane en la primera vuelta es “incierta”, afirma que él mantiene la posibilidad de lograrlo.

El petista tendría el 52% de los votos válidos si la elección fuera realizada ahora y podría alcanzar del 54% al 50% considerando un margen de error de más o menos dos puntos porcentuales. Una eventual segunda vuelta no sería necesaria si uno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta el 2 de octubre.

Estrategia para los últimos días

La posibilidad de definir la elección el primer domingo de octubre fue una de las principales agendas de las campañas durante la última semana. Lula da Silva comenzó a buscar el llamado “voto útil” de los electores que no votan por Bolsonaro, apuntando especialmente a los partidarios del ex ministro Ciro Gomes (PDT) y de la senadora Simone Tebet (MDB). 

Lula reaccionó con anuncios en la televisión e internet en los que dice que es un “voto inútil” cambiar una convicción personal por una chance de victoria en primera vuelta. Tebet y sus aliados calificaron la estrategia del ex presidente como un “perjuicio”.

Jair Bolsonaro también endureció los ataques a Lula, buscando aumentar el rechazo de los votantes al PT, lo que no había sucedido hasta fines de la semana pasada. El sábado, la campaña del candidato que intenta la reelección dedicó todo el tiempo disponible en televisión para negar que el ex presidente haya sido absuelto en los juicios de Lava Jato.

Este martes, Bolsonaro utilizó su discurso en la 77ª edición de la Asamblea General de Naciones Unidas para arremeter, aunque sin nombrarlo, a su gran adversario en las elecciones de dos semanas más, el ex presidente Lula da Silva.

“Durante mi gestión hemos acabado con la corrupción sistémica que existía en el país. Entre 2003 y 2015, el período en el que la izquierda presidió Brasil, el nivel de endeudamiento de Petrobras (...) alcanzó los 170.000 millones de dólares. La persona responsable ha sido condenada”, afirmó Bolsonaro.

Más Noticias

Más Noticias