Mundo

Corea del Norte asegura que primer brote de COVID-19 podría ser "un gran desastre"

Junto con Tuvalu y Turkmenistán, la República Popular de Corea no había declarado ningún caso activo del virus hasta la fecha.

Debido a la capacidad limitada de testeo y trazabilidad, la mayoría de los casos en Corea del Norte no han sido confirmados por las autoridades. AGENCIA UNO/ARCHIVO.
Debido a la capacidad limitada de testeo y trazabilidad, la mayoría de los casos en Corea del Norte no han sido confirmados por las autoridades. AGENCIA UNO/ARCHIVO.

A pesar que la información de esos estados es escasa, el polémico “Líder Supremo”, Kim Jong-Un, declaró los primeros casos de COVID-19 durante esta semana en Corea del Norte.

Según los medios estatales del país asiático, KCNA, el brote del virus que enfrentan se podría convertir en un “gran desastre”, y anunció una serie de medidas para combatir la propagación de este primer golpea sanitario reconocido por el hermético país. 

Las cifras oficiales indican que son más de 540.000 los casos acumulados y que 288.810 personas se encuentran en cuarentena, siendo este el primer brote en aquel hermético país.

Estos números fueron notificados después de la reunión que sostuvo el Líder Supremo con el Partido de los Trabajadores y, posterior a ello, declaró, usando por primera vez mascarilla, el estado de “emergencia nacional”.  

Expertos afirman que el virus de origen chino, probablemente ya había estado circulando en Corea del Norte, país limítrofe con Pekín.

La cantidad de personas norcoreanas vacunadas es un dato que se desconoce, pero sí hay registro de que Pyongyang rechazó casi tres millones de vacunas de Sinovac y AstraZeneca hace unos meses, argumentando que deberían enviarse a países seriamente afectados.

A esto se agrega que Corea del Norte tiene una capacidad limitada para realizar trazabilidad y testeo del virus por lo que la mayoría de los casos no están confirmados por las autoridades, por lo que se estima que las cifras podrían ser mucho mayores.

El jefe de estado norcoreano culpó de la crisis sanitaria a la incompetencia burocrática y médica, a la vez incentivó a aprender lecciones de experiencia de cómo China ha manejado los brotes.

Por su parte, el presidente de Corea del Sur, Yoon Suk-Yeol, ha manifestado interés de ayudar a Corea del Norte para evitar el colapso del sistema de salud, ofreciéndole vacunas y suministros médicos.

Más Noticias

Más Noticias