Mundo

Deltacron: OMS confirma hallazgo de variante que combina delta y ómicron

Maria Van Kerkhove, especialista en enfermedades infecciosas del organismo internacional, afirmó que hasta el momento no se han visto cambios en la gravedad de la enfermedad provocada por la variante.

El organismo señaló que la variante recombinante se ha detectado en Francia, Países Bajos y Dinamarca. AGENCIA UNO/ARCHIVOEl organismo señaló que la variante recombinante se ha detectado en Francia, Países Bajos y Dinamarca. AGENCIA UNO/ARCHIVO
El organismo señaló que la variante recombinante se ha detectado en Francia, Países Bajos y Dinamarca. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirmó este miércoles el hallazgo de la llamada “Deltacron”, una combinación de las variantes delta y ómicron de COVID-19, las que provocaron una fuerte ola de infecciones a finales de 2021 e inicios de 2022.

Maria Van Kerkhove, especialista en enfermedades infecciosas del organismo internacional, detalló que se está al tanto de la existencia de una cepa “recombinante” encontrada en Europa.

Es una combinación de delta AY.4 y ómicron BA.1. Se ha detectado en Francia, Países Bajos y Dinamarca, pero a niveles muy bajos”, señaló la experta en declaraciones consignadas por el sitio oficial de la ONU.

Van Kerkhove afirmó que era esperable que surgiera un recombinante dada la alta circulación de ambas variantes. “Con el surgimiento de ómicron, en algunos países, la ola de delta ya había pasado, por lo que la circulación estaba en un nivel bajo. Pero en otros países, en Europa por ejemplo, delta todavía estaba circulando en un nivel alto cuando surgió ómicron”, detalló.

La investigadora precisó que hasta el momento los científicos no han visto ningún cambio en la gravedad de la COVID-19 con esta cepa, pero que los estudios aún están en marcha.

“Desafortunadamente, esperamos ver recombinantes porque esto es lo que hacen los virus, cambian con el tiempo. Estamos viendo niveles intensos o circulación; vemos que este virus impacta a los animales con la posibilidad de volver a afectar a los humanos”, advirtió.

Van Kerkhove instó a los países a intensificar su sistema de vigilancia y secuenciación para el descubrimiento de las variantes, además de realizar acciones para frenar la circulación del virus.

“La pandemia está lejos de terminar, no solo debemos centrarnos en salvar la vida de las personas, sino que también debemos centrarnos en reducir la propagación. No podemos permitir que este virus se propague a un nivel tan intenso”, cerró.

Los primeros datos sobre una eventual combinación entre la variante delta y ómicron surgieron en enero con un anuncio de Chipre, el que inicialmente fue cuestionado por una posible contaminación en las pruebas realizadas.

Un estudio publicado esta semana por el Instituto Pasteur (Francia) había encontrado las primeras pruebas sólidas de la existencia de esta variante recombinante, que fue identificada en varias regiones de Francia y que ha estado circulando desde principios de año.

Más Noticias

Más Noticias