Mundo

Donald Trump enfrenta segundo juicio político por su responsabilidad en el asalto al Capitolio

Un Senado dividido deberá decidir si el ex mandatario cometió el delito de “incitación a la insurrección”.

El juicio debería terminar la próxima semana, si ambas partes acuerdan no llamar a testigos. Foto: Flickr/Gage Skidmore.
El juicio debería terminar la próxima semana, si ambas partes acuerdan no llamar a testigos. Foto: Flickr/Gage Skidmore.

Este martes comienza el segundo juicio político a Donald Trump en el Congreso de Estados Unidos por su eventual responsabilidad en el asalto al Capitolio, un proceso que puede ser calificado de histórico.

El segundo juicio político, o impeachment, se realizará en medio de un Senado dividido que ejercerá como jurado y que deberá decidir si el ex mandatario republicano cometió el delito de “incitación a la insurrección”.

Trump, que dejó el cargo el 20 de enero, fue acusado por la Cámara de Representantes de incitar a la turba de sus simpatizantes a que asaltaran el edificio del Congreso en un intento de bloquear la ratificación de su derrota electoral ante el demócrata Joe Biden.

Tanto la acusación como la defensa tendrán 16 horas durante dos días para presentar su caso, y el cronograma permitiría que el juicio termine la próxima semana, si ambas partes acuerdan no llamar a testigos.

“Esto no fue más que un intento egoísta del liderazgo demócrata en la Cámara de Representantes de aprovecharse de los sentimientos de horror y confusión que se apoderaron de todos los estadounidenses de todo el espectro político al ver la destrucción en el Capitolio el 6 de enero por parte de unos pocos cientos de personas”, escribieron los abogados de Trump en un segundo escrito previo al juicio, según consigna CNN.

La acusación contra Donald Trump fue realizada por nueve congresistas demócratas, encabezados por Jamie Raskin, y su principal objetivo es demostrar que el ex presidente tuvo un papel trascendental en los disturbios que llevaron al ataque al Capitolio. A Trump se le acusa de enardecer el ambiente con sus acusaciones no demostradas de fraude, como por incitar a la muchedumbre a que ingresaran en la sede legislativa de Estados Unidos.

Más Noticias

Más Noticias