Mundo

Embajador de Nicaragua ante la OEA denuncia "la dictadura de Ortega"

"No hay partidos políticos independientes, no hay elecciones creíbles, no existe separación de poderes sino poderes fácticos", dijo Arturo McFields.

McFields ha manifestado que a pesar del "miedo" y del "futuro incierto" que le puede deparar a su familia sus palabras, tiene que hablar, porque en caso de no hacerlo, "las piedras mismas" lo harán por él. OEAMcFields ha manifestado que a pesar del "miedo" y del "futuro incierto" que le puede deparar a su familia sus palabras, tiene que hablar, porque en caso de no hacerlo, "las piedras mismas" lo harán por él. OEA
McFields ha manifestado que a pesar del "miedo" y del "futuro incierto" que le puede deparar a su familia sus palabras, tiene que hablar, porque en caso de no hacerlo, "las piedras mismas" lo harán por él. OEA

El embajador de Nicaragua ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), Arturo McFields, denunció este miércoles de manera sorpresiva la "dictadura" y los "presos políticos" del Gobierno del presidente, Daniel Ortega.

"Denunciar la dictadura de mi país no es fácil, pero seguir guardando silencio y defender lo indefendible es imposible", ha afirmado McFields durante su intervención en un pleno del Consejo Permanente de la OEA.

"No hay partidos políticos independientes, no hay elecciones creíbles, no existe separación de poderes sino poderes fácticos", ha dicho McFields, quien ha asegurado que tomaba la palabra durante la sesión "en nombre de más de 177 presos políticos y más de 350 personas que han perdido la vida" en Nicaragua desde 2018.

"Tomo la palabra en nombre de miles de servidores públicos, de todos los niveles, militares, de aquellos que hoy son obligados por el régimen de Nicaragua a fingir y a llenar plazas y repetir consignas porque si no lo hacen pierden su empleo", ha continuado.

McFields ha manifestado que a pesar del "miedo" y del "futuro incierto" que le puede deparar a su familia sus palabras, tiene que hablar, porque en caso de no hacerlo, "las piedras mismas" lo harán por él.

Su intervención ha sido reconocida por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien a través de su cuenta de Twitter, ha aplaudido el "coraje" que el embajador nicaragüense ha mostrado. "Esta es la posición éticamente correcta", ha enfatizado, informa el diario 'La Prensa'.

Posteriormente, la misión permanente de Nicaragua en la OEA con McFields al frente han suscrito el comunicado de condena de la invasión rusa de Ucrania que el organismo emitió el pasado 25 de febrero y que el país se negó a apoyar en su día, en la que podría ser su última acción como representante de Managua, después de que el Gobierno de Ortega anunciara a sus sustituto poco después.

Así, en un escueto comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores, Nicaragua se ha desmarcado de McFields y ha zanjado que "ninguna declaración suya tiene validez" y que ya no es un representante válido del pueblo nicaragüense.

"El Gobierno (...) cumple con informar a nuestro pueblo y a quien concierna, que el señor Arturo McFields no nos representa, por lo cual ninguna declaración suya tiene validez. Nuestro representante ante la OEA, es el embajador, Francisco Campbell Hooker, debidamente acreditado", se lee en el texto.

McFields fue designado embajador permanente de Nicaragua ante la OEA el pasado 27 de octubre de 2021, aunque desde 2011 había estado ejerciendo como diplomático del Gobierno de Ortega en Washington. 

Más Noticias

Más Noticias