Mundo

Fracasa estrategia contra el Covid-19 en Corea del Norte

Ante este nuevo escenario, el llamado “Gran Mariscal” reconoció que Corea del Norte atraviesa la “mayor convulsión desde su fundación”.

Corea del Norte ha rechazado todas las vacunas ofrecidas por otros países. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Corea del Norte ha rechazado todas las vacunas ofrecidas por otros países. AGENCIA UNO/ARCHIVO

Más de un millón de casos de “fiebre” reportó Corea del Norte a pesar de su política de “cero covid”, que considera medidas como la prohibición de entrada a cualquier persona, incluyendo a los norcoreanos que pretendan regresar y la orden entregada a los soldados fronterizos “de disparar a quien se acerque”.

Dicho aislamiento ha afectado profundamente al país ya que éste es incapaz de autoabastecerse por carecer de los recursos suficientes para la producción agrícola e industrial. En enero cuando se abrió la ciudad de Sinuiju cerca de la frontera con China comenzó el ingreso de personas y materiales solicitados desde Pyongyang para paliar la crisis económica, y fue en esa apertura donde se cree que pudo haber entrado el virus al país. 

Ello a pesar de que todos los productos que llegan desde China han sido almacenados y desinfectados. Además, en octubre de 2020, Kim Jong-Un confinó a la población para que la calima, tormenta de arena propia de la región no esparciera el virus.

Ante este nuevo escenario, el llamado “Gran Mariscal” reconoció que Corea del Norte atraviesa la “mayor convulsión desde su fundación”, aunque se desconoce el alcance real de la enfermedad porque el gobierno tiene el control total de la información, no tiene la suficiente capacidad para realizar testeo, carece de suministros médicos y escasa trazabilidad.

Expertos aseguran que como consecuencia de esta crisis sanitaria “habrá una purga de altos burócratas para apaciguar la ira de la gente”. Ello, a pesar de que la responsabilidad estaría completamente en el “Líder Supremo”.

Más Noticias

Más Noticias