Mundo

Habla por primera vez la acusadora de Strauss Kahn: “Quiero que vaya a la cárcel”

"Por su culpa me llaman prostituta", dijo Nafissatou Diallo en un entrevista concedida a la revista Newsweek.

Por:  El Dínamo

Nafissatou Diallo, la empleada del hotel Sofitel de Nueva York que acusa al ex director del FMI Dominique Strauss-Kahn de agresión sexual, ha dado, por primera vez públicamente, su versión de los hechos ocurridos aquel 14 de mayo en la suite 2806. Después de las dudas que los abogados del político francés han proyectado sobre ella, al acusarla de haber dado diversas versiones, inconsistentes, de la sucesión de hechos ocurridos aquella tarde y por haber mentido a las autoridades norteamericanas sobre su pasado en Guinea, Diallo se defiende en una extensa entrevista en la revista Newsweek, manteniendo que Strauss-Kahn la intimidó y la agredió en la habitación que había de limpiar. “Por su culpa me llaman prostituta”, lamenta, “quiero que vaya a la cárcel. Quiero que sepa que hay algunos sitios en los que uno no puede usar su poder, no puede usar su dinero”.

Pasado el mediodía, Diallo, de 32 años, entró en la habitación 2806, una suite presidencial, para limpiarla. En ese momento, cuando estaba en el salón, mirando a la cama, el “hombre del pelo blanco”, como le llama ella en la entrevista, se dirigió a ella desnudo. Diallo alega que no sabía quién era Strauss-Kahn ni que se estaba alojando en aquella dependencia. Ella se disculpó. Él le dijo que no tenía por qué, insinuando que quería mantener relaciones sexuales con ella. “Me parecía que estaba loco”, recuerda Diallo. Luego, sostiene, le agarró los senos y cerró con fuerza la puerta de la suite. La intentó empujar a la cama diciéndole: “eres hermosa”. “Pare. No quiero perder mi trabajo”, le respondió. “No lo perderás”.

Sigue leyendo en La limpiadora del Sofitel rompe su silencio en El País.es

Más Noticias

Más Noticias