Mundo

Hombre que recibió trasplante de corazón de cerdo murió dos meses después de la operación

David Bennett, de 57 años, había recibido el órgano modificado genéticamente en una inédita cirugía realizada en enero. 

El paciente sufría de una enfermedad cardíaca terminal. U. OF MARYLAND/ARCHIVOEl paciente sufría de una enfermedad cardíaca terminal. U. OF MARYLAND/ARCHIVO
El paciente sufría de una enfermedad cardíaca terminal. U. OF MARYLAND/ARCHIVO

El estadounidense David Bennett, el primer hombre en ser trasplantado con un corazón procedente de un cerdo, murió durante este miércoles a dos meses de la inédita cirugía realizada por el equipo de la Universidad de Medicina de Maryland.

La información fue entregada por la propia casa de estudios, que señaló que el paciente de 57 años sufrió un deterioro en su estado de salud desde hace “varios días”. “Después de que quedó claro que no se recuperaría, se le brindaron cuidados paliativos compasivos. Pudo comunicarse con su familia durante sus últimas horas”, agregó.

Bartley P. Griffith, médico a cargo de la operación, expresó que “estamos devastados por la pérdida del señor Bennett. Demostró ser un paciente valiente y noble que luchó hasta el final. Expresamos nuestras más sinceras condolencias a su familia”.

El académico planteó además que Bennett “se hizo conocido por millones de personas en todo el mundo por su coraje y firme voluntad de vivir”.

La operación

La histórica intervención quirúrgica se realizó el 7 de enero. El equipo encargado de la intervención señaló que el hombre sufría de una enfermedad cardíaca terminal, por lo que el procedimiento era su última alternativa para vivir.

El procedimiento fue autorizado por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) en vísperas del Año Nuevo a través de su disposición de acceso ampliado (uso compasivo), la que se utiliza cuando un producto médico experimental, en este caso el corazón de cerdo modificado genéticamente, es la única opción disponible para un paciente que enfrenta una afección médica grave o potencialmente mortal.

En el detalle, los médicos encargados del procedimiento eliminaron del cerdo donante tres genes responsables del rechazo de los órganos porcinos por parte del sistema inmunitario humano, y extrajeron un gen para evitar el crecimiento excesivo del tejido cardíaco porcino. Se insertaron seis genes humanos responsables de la aceptación inmunitaria.

Más Noticias

Más Noticias