Mundo

Indignación en el Reino Unido por la portada de Charlie Hebdo sobre Meghan Markle y la reina Isabel II

Con el título: "¿Por qué Meghan se fue de Buckingham?", la imagen de la duquesa de Sussex aparece diciendo:  “¡Porque ya no podía respirar!”

La imagen fue publicada días después de las declaraciones de Meghan Markle donde aseguraba que en la Familia Real británica hay personas racistas. 
La imagen fue publicada días después de las declaraciones de Meghan Markle donde aseguraba que en la Familia Real británica hay personas racistas. 

La revista francesa Charlie Hebdo causó indignación en el Reino Unido tras la publicación de una caricatura que muestra a la la reina Isabel II arrodillada sobre el cuello de Meghan Markle, en referencia al asesinato del estadounidense de George Floyd.

Con el título: “¿Por qué Meghan se fue de Buckingham?”, la imagen de la duquesa de Sussex aparece diciendo:  “¡Porque ya no podía respirar!”

La polémica imagen fue publicada días después de las explosivas declaraciones del príncipe Harry y Meghan Markle donde aseguraban que en la Familia Real británica hay personas racistas.

Si bien, la pareja no reveló la identidad de las supuestas personas racistas del Palacio de Buckingham, la revista Charlie Hebdo señaló a la esfera más alta.

Halima Begum, directora ejecutiva del grupo de igualdad racial Runnymede Trust, señaló que la caricatura estaba “mal en todos los niveles”.

“¿La reina como el asesino de George Floyd aplastando el cuello de Meghan? ¿Meghan diciendo que no puede respirar? Esto no empuja los límites, no hace reír a nadie y no desafía el racismo. Degrada los problemas y causa ofensas en todos los ámbitos”, afirmó en Twitter.

El medio inglés Daily Express hizo eco del malestar y señaló en su cuenta de Twitter: “Disgusto cuando Charlie Hebdo representa a la reina arrodillada sobre el cuello de Meghan Markle como George Floyd”.

Por su parte, el príncipe William negó que la familia real británica sea racista al responderle a un periodista y aseguró al canal Sky News: “No somos una familia racista”.

Asimismo y en un comunicado en nombre de la reina Isabel II, el Palacio de Buckingham dijo que las acusaciones de racismo hechas por los duques Sussex eran preocupantes y “tomadas muy en serio”.

Más Noticias

Más Noticias