Mundo

Israel: cuarta dosis de la vacuna entregó protección parcial contra la variante ómicron

Un estudio del Centro Médico Sheba señaló que una nueva inyección de Pfizer/BioNTech y Moderna provoca un aumento de los niveles de anticuerpos, pero entregaría una defensa “parcial” para evitar el contagio.

Los infectados durante el estudio presentaron síntomas leves o prácticamente ninguno. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Los infectados durante el estudio presentaron síntomas leves o prácticamente ninguno. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El Centro Médico Sheba de Israel entregó los resultados parciales de un estudio que midió la eficacia de la cuarta dosis de la vacuna contra el COVID-19 para enfrentar a la variante ómicron, que se transformó en la dominante en todo el mundo.

Según lo consignado por DW, EL ensayo se realizó entre 154 miembros del personal médico de Sheba que recibieron una dosis de Pfizer/BioNTech y otros 120 que fueron inoculados con la dosis de Moderna. Todos estaban con un esquema de tres dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech.

Gili Regev-Yochay, directora del estudio, expresó que “a pesar del aumento de los niveles de anticuerpos, la cuarta vacuna solo ofrece una defensa parcial contra el virus. Así, las vacunas, que eran más eficaces frente a variantes anteriores, ofrecen menos protección frente a ómicron”.

La experta añadió que “los ensayos mostraron que una semana después de que las personas recibieron la vacuna Moderna, el aumento en los niveles de anticuerpos fue similar al de quienes recibieron la cuarta vacuna de Pfizer”.

A pesar de esta proyección “parcial” contra el contagio, se confirmó que los infectados durante el estudio presentaron síntomas leves o prácticamente ninguno. En este sentido, la investigadora respaldó la entrega de una nueva dosis a las personas más vulnerables, pero sugirió no extenderla a toda la población.

Más Noticias

Más Noticias