Mundo

Jair Bolsonaro reduce distancia con Lula da Silva a pocas semanas de elecciones presidenciales en Brasil

En una posible segunda vuelta, Lula sería elegido con el 53% de los votos y volvería Palacio do Planalto después del 12 años.

JAIR BOLSONARO Y LULA DA SILVA SON LOS FAVORITOS EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE BRASIL. REPRODUCCIÓN
JAIR BOLSONARO Y LULA DA SILVA SON LOS FAVORITOS EN LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE BRASIL. REPRODUCCIÓN

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, logró reducir ligeramente su desventaja con relación a su adversario Lula da Silva faltando pocas semanas para las elecciones presidenciales. La primera vuelta en Brasil será el 2 de octubre.

De acuerdo con la encuesta Datafolha, la ventaja de Lula da Silva se redujo a 11 puntos en la primera vuelta, con un 45% de apoyo frente al 34% de Jair Bolsonaro. El actual mandatario brasileño registró un 32% de apoyo en el anterior sondeo de la semana pasada.

En una posible segunda vuelta, Lula sería elegido con el 53% de los votos contra el 39% de Bolsonaro, una ventaja de 14 puntos porcentuales, por debajo de los 15 puntos de hace siete días, según el sondeo.

Respecto a los índices de rechazo de Jair Bolsonaro, no hubo variación si comparado a la semana anterior, con un 31% y un 42% respectivamente. 

El Instituto Datafolha entrevistó a 2.676 personas entre los días 8 y 9 de septiembre. La margen de error de la encuesta es de 2 puntos porcentuales hacia arriba o hacia abajo.

La comparación de Bolsonaro con Trump

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, es “un poco peor que (Donald) Trump”, manifestó el viernes Lula da Silva, haciendo una descripción de su contrincante de las elecciones presidenciales brasileñas como “más grosero, menos civilizado y una mala copia” del expresidente de Estados Unidos.

Bolsonaro es un confeso admirador de Trump. Los dos eran aliados ideológicos y la época en la que coincidieron en el poder fue de estrechamiento de lazos entre los dos mayores países de América.

En cambio, el actual mandatario de Brasil fue uno de los últimos líderes mundiales en reconocer la victoria electoral de Joe Biden, y los lazos entre Brasilia y Washington se han vuelto más fríos desde que el presidente estadounidense sustituyó a Donald Trump.

Más Noticias

Más Noticias