Mundo

Japón da su último adiós a Shinzo Abe, ex primer ministro asesinado en julio

El funeral de Estado fue realizado hoy en la capital Tokio, a dos meses del ataque. 

Shinzo Abe estuvo en el poder entre 2013 y 2020, renunciando al puesto debido a problemas de salud crónicos. AGENCIA UNO/ ARCHIVO
Shinzo Abe estuvo en el poder entre 2013 y 2020, renunciando al puesto debido a problemas de salud crónicos. AGENCIA UNO/ ARCHIVO

Este martes se realizó en Tokio el funeral de Estado en memoria del ex primer ministro japonés Shinzo Abe con la presencia de unos 4.300 asistentes, pero ante un país dividido sobre el polémico evento que ha sido financiado con dinero público.

Las exequias empezaron a las 14:00 hora local en el pabellón Nippon Budokan de la capital nipona después del traslado allí de la urna con las cenizas de Abe, en una ceremonia en la que intervinieron varias figuras políticas en recuerdo del mandatario y se proyectaron videos e hicieron ofrendas florales. 

Hirokazu Matsuno, el portavoz del Ejecutivo, dio comienzo formal a la ceremonia en el pabellón, decorado para la ocasión con un retrato gigante de Abe y con arreglos florales que simbolizan las montañas de Japón, después de lo cual sonó el himno nacional y se observó un minuto de silencio.

“Abe, eres una persona que debería haber vivido mucho, mucho más”, dijo el primer ministro Fumio Kishida, durante su alocución. “Como brújula para Japón y para el resto del mundo, habrías trabajado 10… no, 20 años más”, agregó al recordar el asesinato del exmandatario después de ser disparado en un motín el día 8 de julio.

Entre las personas que acudieron a la ceremonia, estuvo la viuda de Abe, Akie, que estaba visiblemente emocionada durante el mismo, así como dignatarios extranjeros, unos 700, entre los que se encontraban la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; el primer ministro de la dictadura cubana, Manuel Marrero; o el premier indio, Narendra Modi.

Estuvieron presentes también en la capital nipona la primera dama de Colombia, Verónica Alcocer, los cancilleres de México, Panamá, Honduras y El Salvador, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, o el presidente del Senado español, Ander Gil.

País dividido

En la mañana de este martes, miles de personas se acercaron hasta el parque Kidanzaka de Tokio para ofrecer flores en memoria del ex primer ministro, guardando lugar en la fila durante horas para dar su último adiós al mandatario más duradero del Japón democrático por su gobierno entre 2012 y 2020. 

Cerca de tres kilómetros de distancia de ese punto, otro millar de personas se manifestaba en el parque de Hibiya para pedir que se frenara el funeral “inmediatamente” y criticar el perfil militarista y el legado político de Shinzo Abe.

“Estoy de contra del funeral de Estado de quien sea, porque es una violación de la democracia“, afirmó Shimasaki Kobae, un jubilado que acudió a la manifestación y añadió que Abe es responsable de “destruir la democracia” en el país. 

Las manifestaciones en contra de la celebración del funeral de Estado por Abe se intensificaron con el tiempo y según una reciente encuesta de la cadena estatal NHK, más de la mitad de los japoneses eran contrarios a la celebración. 

Más Noticias

Más Noticias