Mundo

John Hinckley, el hombre que disparó contra Ronald Reagan, gozará de plena libertad

El hombre atacó al entonces presidente de Estados Unidos debido a la obsesión que tenía con Jodie Foster tras su aparición en Taxi Driver 

Hinckey busca iniciar una carrera como músico tras su liberación. CAPTURA
Hinckey busca iniciar una carrera como músico tras su liberación. CAPTURA

Durante el miércoles de esta semana, el juez Paul Friedman liberó de manera incondicional a John Hinckley, que en 1981 disparó contra el ex presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan.

La motivación para aquel magnicidio fue intentar impresionar a Jodie Foster, con quien el acusado mantenía una obsesión después de ver la película Taxi Driver.

Posteriormente Hinckey fue derivado a un hospital psiquiátrico donde inició un tratamiento por depresión y psicosis. Después de un tiempo le permitieron cambiarse a Williamsburg para cuidar a su mamá, que falleció durante agosto del 2021.

Una vez entregada el alta por parte del equipo médico, Hinckley cumplió con las medidas solicitadas por la corte, y estuvo asintomático y mentalmente estable.

Los fiscales federales aseguraron que John Hinckley no exhibió comportamientos perturbadores o problemáticos y que tampoco ha realizado comportamientos que indiquen daños a terceros como a sí mismo.

Después del intento de asesinato, el presidente Reagan logró recuperarse, no así James Brady, su secretario de prensa, que quedó parcialmente paralizado. Dentro de los heridos se suma  Thomas Delahanty, policía y Timothy McCarthy, agente del Servicio Secreto.

Por su parte, la Fundación y el Instituto Reagan se han mostrado contrarios a la liberación de Hinckley argumentando que creen que busca lucrar con su infamia. Esto porque el recién liberado tiene como objetivo empezar una carrera como músico. 

Más Noticias

Más Noticias