Mundo

Las consecuencias que dejó el huracán Fiona en Puerto Rico

De acuerdo con el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierlusi, los daños son catastróficos en la isla caribeña.

El huracán Fiona provocó varios problemas en Puerto Rico. REPRODUCCIÓN
El huracán Fiona provocó varios problemas en Puerto Rico. REPRODUCCIÓN

Este domingo, el huracán Fiona dejó Puerto Rico sin electricidad después de provocar lluvias torrenciales que causaron graves daños materiales a la población en varias zonas de la isla de Caribe. Este lunes tocó tierra en República Dominicana.

"El ojo del huracán Fiona tocó tierra en la costa de República Dominicana cerca de Boca de Yuma a las 03H30 (04:30 horas de Chile)" con vientos estimados en 150 km/h, publicó el Twitter del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC). 

El huracán es de categoría 1, la más baja entre las cinco de la escala de Saffir-Simpson, pero es esperado que "se fortalezca aún más en las próximas 48 horas", informó el NHC.

El temporal provocó un apagón general en Puerto Rico desde poco después de las 13:00 (14:00 horario de Chile) del domingo, de acuerdo con la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico, empresa pública que es a responsable por la generación de electricidad. La entidad ya consiguió reiniciar varios generadores, un primer paso hacia el restablecimiento de la red eléctrica, dijo su director, Josué Coló, a los medios.

Daños catastróficos

Según declaró el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierlusi, en una rueda de prensa, "los daños que estamos viendo son catastróficos en varias áreas". Las autoridades informaron sobre daños graves en muchos pueblos de este territorio estadounidense, como caídas de árboles y tendido eléctrico, deslizamientos de terreno, derrumbes y obstrucciones en las carreteras.

En Utualdo, por ejemplo, localidad que está ubicada en el centro de la isla, la crecida de un río se llevó un puente por delante, indicó Pierlusi. Un habitante de esa ciudad, Fernando Vera, se mostró por el futuro en declaraciones a la radio de Estados Unidos NPR y recordó el huracán María, que devastó Puerto Rico hace casi cinco años. 

"Seguimos luchando por las consecuencias de María y es un poco difícil saber que probablemente vamos a tener que empezar de nuevo", dijo. 

De acuerdo con medios locales, varios ríos se desbordaron en el sureste de Puerto Rico, inundando carreteras y zonas urbanas; y en la montaña y la zona suroeste, muchas familias perdieron el techo de sus casas por las ráfagas de vientos y tuvieron que abrigarse en refugios habilitados por el gobierno.

El huracán dejó a unas 196.000 personas sin agua potable, debido a los apagones y las crecidas de los ríos, de acuerdo con las autoridades. Pierluisi anunció la suspensión de las clases en las escuelas ante el pronóstico de que las lluvias continuarán.

Además, también canceló el trabajo de los empleados gubernamentales, excepto aquellos que ocupan puestos críticos o que proveen servicios esenciales durante la emergencia.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, aprobó por su parte la declaración del estado de emergencia en Puerto Rico, medida esta que permite liberar fondos federales para las labores de ayuda.

Más Noticias

Más Noticias