Mundo

Las manos del rey Carlos III: experto británico da luces de las razones sobre su particular inflamación

Si bien la Familia Real no se ha referido de manera oficial sobre el estado de salud de Carlos III, se ha especulado que sufre de edemas. 

Las manos del rey Carlos III: experto británico da luces de las razones sobre su particular inflamación

El rey Carlos III está en el centro de la vorágine tras su ascensión al trono, luego de la muerte de Isabel II; lo que ha hecho que los medios se enfoquen más en cada uno de sus actos, centrándose en la hinchazón de sus manos, lo que ha hecho que médicos intenten explicar las razones de esto. 

Si bien la Familia Real no se ha referido de manera oficial sobre el estado de salud de Carlos III, se ha especulado que sufre de edemas. 

El doctor Gareth Nye, de la Universidad de Chester, detalló que “el edema es una afección en la que el cuerpo comienza a retener líquidos en las extremidades, normalmente en las piernas y los tobillos, pero también en los dedos, lo que hace que se hinchen”.

“Para ver si esta es la causa, al presionar el área hinchada durante unos 15 segundos se provocaría una depresión en el área, que tarda en volver a elevarse”, declaró a Daily Star.

Junto con ello, explicó que las mujeres son más propensas que los hombres a tener edemas por la progesterona, lo que hace que a algunas mujeres tengan tobillos hinchados antes de su menstruación. En tanto, durante el embarazo también se ha visto la edematización de sus extremidades, esta vez por la dificultad del normal retorno venoso en la gestación. 

Las personas mayores pueden desarrollar edemas su están sentadas o acostadas durante largos periodos de tiempo, situación que ha afectado a Carlos III, ya que tras largas travesías aéreas ha sido fotografiado con sus manos y pies hinchados. 

Pero además el doctor Nye apuntó que el monarca podría estar sufriendo de artritis. “La artritis, otra condición común en los mayores de 60 años, a menudo afecta tres áreas principales de la mano: la articulación del pulgar o cualquiera de las articulaciones de los dedos”, donde “los dedos generalmente se vuelven rígidos, dolorosos e hinchados y aunque la medicación puede ayudar con el dolor, la hinchazón puede permanecer”.

En tanto, una dieta alta en sal o el uso de medicamentos para tratar la presión arterial alta pueden ser otro causal de manos y pies hinchados.

Más Noticias

Más Noticias