Mundo

Los planes de Joe Biden para sus primeros 100 días como presidente de Estados Unidos

En la primera entrevista televisada desde que fue elegido como ganador de las elecciones, reconoció que parte de estas iniciativas dependerán de la cooperación del Congreso.

El mandatario aseguró que aumentará el límite anual de admisiones de refugiados a 125.000. Foto: Wikipedia-Gage Skidmore
El mandatario aseguró que aumentará el límite anual de admisiones de refugiados a 125.000. Foto: Wikipedia-Gage Skidmore

Dejando atrás semanas de incertidumbre, Joe Biden anunció los planes para sus primeros 100 días como presidente tras el inicio del traspaso de mando desde el gobierno de Donald Trump.

En NBC News, Biden detalló que durante los primeros tres meses de su gobierno trabajará en un proyecto de ley de inmigración, en revocar órdenes en relación a la protección humanitaria y a la pandemia del coronavirus.

En la primera entrevista televisada desde que fue elegido como el ganador de las elecciones presidenciales, el demócrata reconoció que parte de estas iniciativas dependerán “del tipo de cooperación que pueda o no obtener del Congreso de Estados Unidos”.

Reforma migratoria

El presidente electo prometió que enviará una iniciativa de ley para permitir que millones de inmigrantes indocumentados puedan acceder a la ciudadanía estadounidense.

En la entrevista, Joe Biden aseguró que durante el primer día de su gobierno “enviaré un proyecto de ley de reforma migratoria legislativa al Congreso para proporcionar una hoja de ruta hacia la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes indocumentados que contribuyen tanto a este país”.

“Mi política de inmigración se basa en mantener unidas a las familias, modernizar el sistema de inmigración manteniendo la unificación familiar y la diversidad como pilares de nuestro sistema de inmigración que solía ser (y) poner fin a la política cruel e inhumana de Trump en la frontera para separar a los niños de los brazos de sus madres”, agregó.

“Con esta decisión, Biden muestra evidentes diferencias con la administración de Trump. El objetivo es presentar a Estados Unidos como una nación renovada y abierta a la migración. En el afán por regularizar la situación de millones de indocumentados, Joe Biden pretende ordenar los procesos migratorios en el país”, explica Mauricio Morales, cientista político y académico de la Universidad de Talca a El DÍNAMO.

“La señal que da el presidente electo es de integración y apertura. Sus críticos argumentarán que esta decisión en lugar de deprimir la migración ilegal va a terminar promoviéndola. Dicho en otras palabras, la oposición señalará que con este ‘perdonazo’ aumentarán los incentivos a una migración desregulada. Sin embargo, se espera que Biden, junto con incluir a los indocumentados, establezca una política migratoria que combine integración y orden en los procesos migratorios”, agrega Morales.

Las restricciones del coronavirus

Donald Trump implementó una serie de restricciones durante la pandemia del COVID-19 que impidieron que algunos inmigrantes y viajeros legales ingresaran a los Estados Unidos.

Las medidas incluyen prohibiciones de viaje que bloquean la entrada de personas provenientes de Brasil, China, Europa e Irán para evitar la propagación del virus.

Si bien Joe Biden ha criticado algunas de estas restricciones, no ha dicho si las revertiría de inmediato durante su gobierno. Sin embargo, un funcionario de su campaña citado por Reuters aseguró que el demócrata buscaría orientación en los funcionarios de salud pública sobre los cierres de fronteras relacionados con la pandemia.

Asimismo, enfatizó que se aseguraría que los gobiernos estatales y locales afectados por la pandemia de coronavirus reciban “asistencia inmediata”.

Protección humanitaria

El presidente saliente redujo drásticamente las admisiones de refugiados en Estados Unidos y su administración anunció en septiembre que no permitiría más de 15.000 refugiados en el año fiscal 2021, una cifra que probablemente aumentará a 125.000 con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca.

El presidente electo dijo a fines de octubre que otorgaría “inmediatamente” protecciones humanitarias a los venezolanos que viven en Estados Unidos, lo que les permitiría permanecer en el país y obtener permisos de trabajo. Al realizar este anuncio, citó las dificultades económicas que se viven en ese país bajo el régimen de Nicolás Maduro.

“Entre otros pasos para reactivar la protección humanitaria, Estados Unidos debe crear formas alternativas de proteger a quienes enfrentan persecución, incluso con programas de protección en el país que los identifique más cerca de sus hogares y el reasentamiento de algunos a través de programas de refugiados como parte de un esfuerzo multilateral que involucre a Canadá, México, Costa Rica y otros países en estrecha coordinación con agencias de la ONU”, indicó el Migration Policy Institute en un comunicado.

Para ello, Joe Biden nominó al abogado cubano-estadounidense Alejandro Mayorkas como el próximo Secretario de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), quien se transformará en el primer funcionario latino que alcanzará el cargo.

Una vez que se dio a conocer su designación, el abogado manifestó su satisfacción con su llegada al gobierno de Joe Biden, recordando sus orígenes como inmigrante.

“Cuando era muy joven, Estados Unidos nos proporcionó a mi familia y a mí un lugar de refugio. Ahora, he sido nominado para ser el Secretario de Seguridad Nacional y supervisar la protección de todos los estadounidenses y aquellos que huyen de la persecución en busca de una vida mejor para ellos y sus seres queridos”, señaló Mayorkas en su cuenta de Twitter.

Más Noticias

Más Noticias