Mundo

Medios de Irán celebran ataque contra Salman Rushdie: "Felicitaciones al hombre que destruyó el cuello de un enemigo de Alá"

El libro Los Versos Satánicos de Salman Rushdie fue prohibido en Irán en 1988 por ser considerado una blasfemia y contrario al Islam.
El libro Los Versos Satánicos de Salman Rushdie fue prohibido en Irán en 1988 por ser considerado una blasfemia y contrario al Islam.

Medios iraníes celebraron el ataque sufrido por el escritor Salman Rushdie, quien fue apuñalado este viernes en medio de una conferencia en Nueva York.

El periódico Kayhan, vinculado al Ayatollah Alí Jamenei, publicó "Felicitaciones y bravo a ese hombre valiente y obediente que atacó al malvado apóstata Salman Rushdie, y un beso en su mano que desgarró el cuello del enemigo de Dios con un cuchillo”.

Un titular similar colocó el diario Vatan-e Emrooz: “Un cuchillo en el cuello de Salman Rushdie: El autor apóstata atacado en NY”.

Por su parte, el medio Khorasan publicó en portada el ataque contra Salman Rushdie con la leyenda "Satán en el camino al infierno”.

El escritor de Los Versos Satánicos, lo que hizo que Irán pusiera precio por su cabeza, fue apuñalado por un joven de 24 años cuando se aprestaba a dar una conferencia sobre Nueva York y su calidad de ciudad refugio para perseguidos políticos. 

Su agente Andrew Wylie informó sobre su estado que "no hay buenas noticias, Salman perderá probablemente un ojo y tiene cortados los nervios de un brazo, y el hígado también fue apuñalado y está dañado”.

Producto de este hecho fue detenido un individuo identificado como Hadi Matar, residente en Nueva Jersey, y todavía se desconocen las razones de su ataque.

Irán pide su muerte

El libro Los Versos Satánicos de Salman Rushdie fue prohibido en Irán en 1988 por ser considerado una blasfemia y contrario al Islam, lo que hizo que un año después el ayatolá Ruhollah Khomeini, emitió una fatua pidiendo su muerte.

“Comunico al orgulloso pueblo musulmán del mundo que el autor del libro Los versos satánicos —libro contra el islam, el Profeta y el Corán— y todos los que hayan participado en su publicación conociendo su contenido están condenados a muerte. Pido a todos los musulmanes que los ejecuten allí donde los encuentren”, declaró el ayatolá.

Más Noticias

Más Noticias