Mundo

Mujer salvadoreña murió en México por fractura de columna producto de violencia policial

La fiscalía expresó que las lesiones son compatibles y coinciden con las maniobras aplicadas al momento de su detención y antes de fallecer.

Los cuatro policías involucrados en el arresto están bajo custodia de las autoridades. (Captura de pantalla)
Los cuatro policías involucrados en el arresto están bajo custodia de las autoridades. (Captura de pantalla)

La Fiscalía de Quintana Roo en México informó que Victoria Salazar, la mujer salvadoreña que murió en un operativo policial en Tulum, sufrió una fractura en la parte superior de la columna vertebral durante un procedimiento policial.

Asimismo, indicó que los cuatro policías involucrados en el arresto de la mujer están bajo custodia de las autoridades.

En un comunicado, la fiscalía expresó que las lesiones son compatibles y coinciden con las maniobras aplicadas al momento de su detención y antes de fallecer.

“La técnica policial de control corporal aplicada y el nivel de fuerza utilizado se realizó de manera desproporcionada, inmoderada y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima lo que ocasionó una desaceleración con rotación del cuello, violándose con ello lo establecido en la ley nacional sobre el uso de la fuerza”, agregaron.

Victoria Salazar, de 36 años, fue detenida el sábado luego que habitantes de la localidad de Tulum la habían denunciado por desorden público.

En un video que circula en redes sociales, se ve cuando los funcionarios policiales la tiran al suelo y aplican exceso de fuerza sobre la espalda de la víctima. Poco después, la mujer comenzó a gritar y a decir que se le dificultaba respirar por el peso que tenía encima. En otro video se la ve inmóvil ante la mirada de los uniformados.

“Siento indignación, me siento impotente, me siento frustrada, yo hubiera querido estar allí”, dijo Rosibel Arriaza, madre de la víctima fatal, según consigna Telemundo20.

“Se fue (a México) en busca de mejores oportunidades” y consiguió trabajo en un hotel, contó René, hermano de Victoria.

“No merecía esa muerte (…) Las autoridades están para proteger a los seres humanos, con todas sus técnicas que tienen para tratar de someter a alguien. Pero eso fue un abuso de autoridad, así es que yo pido justicia”, agregó Rosibel, quien llegó con su familia este lunes a la cancillería de El Salvador para gestionar la repatriación del cuerpo.

Más Noticias

Más Noticias