Mundo

Nicolás Maduro acepta ser garante de paz en diálogo donde también participa Chile

El presidente Gustavo Petro de Colombia reactivó el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y envió una solicitud a su par de Venezuela en el marco de recomponer las relaciones de ambos países. 

Nicolás Maduro recibió la carta de Gustavo Petro y está dispuesto a ser garante de paz en las relaciones con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) AGENCIA UNO/ARCHIVO
Nicolás Maduro recibió la carta de Gustavo Petro y está dispuesto a ser garante de paz en las relaciones con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) AGENCIA UNO/ARCHIVO

El primer acercamiento de la nueva administración colombiana con Nicolás Maduro se concretó durante las últimas horas cuando desde el gobierno de Gustavo Petro pidió a Venezuela “su activación como país garante, su autorización y cooperación en el proceso de paz que estamos reiniciando”. 

El nuevo mandatario del país cafetalero, primer presidente de izquierda en esa nación, pretende reactivar el diálogo con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) después de que su antecesor, Iván Duque, cortó el contacto con este grupo radical luego de un ataque a una escuela de policía que terminó con 22 muertos. 

En la misiva que envió a su par venezolano, Petro expuso que “las dos partes hemos llegado a un acuerdo para dar aplicación cabal y segura a dicho protocolo, previendo la realización de una pronta reunión en Venezuela a fin de concretar el procedimiento, así como otros pasos para el anhelado restablecimiento de la mesa de conversaciones con esta guerrilla”. 

La respuesta de Maduro no demoró y el gobernante aseguró estar dispuesto a ser avalista en esta solicitud de carácter internacional. "Al presidente Gustavo Petro y a Colombia le decimos: Venezuela acepta el carácter de garante de las negociaciones y de los acuerdos de paz de Colombia con el ELN y pondremos nuestra mejor voluntad, en nombre de Dios padre todopoderoso, por la paz total de Colombia", sostuvo. 

“Venezuela apuesta por la paz, por la seguridad, por la estabilidad de Colombia. Y la paz de Colombia es la paz de Venezuela, es la paz de Sudamérica, es la paz de todo el continente”, complementó Maduro haciendo referencia a los demás países que están participando de este proceso. 

Chile es uno de ellos, después del vínculo que han forjado Gabriel Boric y el gobierno de Petro desde las asunciones de ambos presidentes en sus cargos. De hecho, el 28 de julio el mandatario se reunió con la vicepresidenta Francia Márquez y en la reunión ofreció a Chile como sede del diálogo con el Ejército de Liberación Nacional. 

También actuán como garantes, aparte de Chile y Venezuela, Brasil, Ecuador, Cuba y Noruega. Estos dos últimos países ya contribuyeron a las relaciones de los gobiernos colombianos con la guerrilla de las FARC. 

Más Noticias

Más Noticias