Mundo

ONU urge a Ucrania y Rusia proteger y dar paso seguro a los civiles

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) da cuenta de más de 1,7 millones de personas que han abandonado Ucrania.

El organismo precisó que ya lleva ocho años entregando ayuda humanitaria a la región de Donbás. ONUEl organismo precisó que ya lleva ocho años entregando ayuda humanitaria a la región de Donbás. ONU
El organismo precisó que ya lleva ocho años entregando ayuda humanitaria a la región de Donbás. ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU celebró una sesión más sobre Ucrania para abordar la situación humanitaria en el contexto de los enfrentamientos entre las fuerzas rusas y ucranianas.

En la reunión, convocada por solicitud de Estados Unidos y Albania, participaron el secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios y la directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), quienes rindieron informes sobre el deterioro de las condiciones de la población en Ucrania y sobre la asistencia que brinda el sistema de la ONU.

Martin Griffiths destacó el trabajo humanitario que desempeñan las agencias de socorro en la región de Donbás desde hace ocho años asistiendo a 1,5 millones de personas, y agregó que la ayuda se ha extendido al resto de Ucrania, donde la Oficina de Derechos Humanos de la ONU reporta la muerte de 406 civiles, aunque advierte que la cifra podría ser mayor.

Griffiths señaló también que en los 11 días que llevan las hostilidades, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) da cuenta de más de 1,7 millones de personas que han abandonado el país en busca de seguridad en las naciones vecinas.

En este escenario, el coordinador humanitario identificó tres prioridades inmediatas para aliviar el sufrimiento de la población en Ucrania.

“Primero, las partes deben velar en todo momento por la seguridad de los civiles, las viviendas y la infraestructura civil en sus operaciones militares. Esto incluye permitir el paso seguro de los civiles que abandonen las zonas de hostilidades activas de forma voluntaria, en la dirección que elijan. Todos los civiles, se queden o se vayan, deben ser respetados y protegidos”, subrayó.

Para Griffiths, la segunda prioridad es un paso seguro para los suministros humanitarios en áreas de hostilidades activas. “Los civiles en lugares como Mariupol, Kharkiv, Melitopol y otros puntos necesitan ayuda desesperadamente, sobre todo suministros médicos para salvar vidas. Son posibles muchas modalidades, pero deben ocurrir en línea con las obligaciones de las partes según las leyes de la guerra”.

La prioridad número tres es “un sistema de comunicación constante con las partes en el conflicto y garantías de que permitirán la entrega de ayuda humanitaria. Un sistema de notificación humanitaria puede respaldar la distribución de ayuda en la escala necesaria”, explicó.

Detalló haber planteado estas urgencias a Ucrania y Rusia y, específicamente sobre el tercer punto, dijo que un equipo está en Moscú para trabajar en una mejor coordinación civil-militar humanitaria que conlleve a un aumento de la ayuda vital.

Más Noticias

Más Noticias