Mundo

Operación “Amanecer de la Odisea” muestra primeros resultados en Libia

La operación militar aliada en Libia está dando resultados y los ataques del Gobierno libio contra Bengasi, la ciudad sede del ejecutivo provisional de oposición, han sido detenidos "en seco", afirmó hoy el general británico John Lorimer, portavoz del Estado Mayor de la Defensa.

Por:  Andrea Medina

La operación militar aliada en Libia está dando resultados y los ataques del Gobierno libio contra Bengasi, la ciudad sede del ejecutivo provisional de oposición, han sido detenidos “en seco”, afirmó hoy el general británico John Lorimer, portavoz del Estado Mayor de la Defensa.

Al dar a conocer hoy en Londres los detalles de la intervención del Reino Unido en esta operación, Lorimer recordó, además, que los aviones de caza españoles F-18 se integraron ayer por primera vez a la coalición encargada de patrullar el espacio aéreo libio.

El general señaló que aviones Tornado de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) realizaron ayer vuelos de reconocimiento para establecer si las tropas terrestres del líder libio Muamar al Gaddafi estaban amenazando a los civiles libios antes de regresar a la base italiana de Gioia del Colle, desde donde operan también los aviones británicos Typhoon.

Las “salidas” que hicieron ayer estas aeronaves fueron las primeras destinadas a proteger directamente a la población civil desde las operaciones del sábado, cuando estuvieron centradas en controlar instalaciones militares libias.

“Los Tornados están muy bien equipados para identificar cualquier amenaza que pueda surgir sobre el terreno y dar una respuesta dinámica y efectiva”, puntualizó el portavoz militar.

Al hacer una evaluación de las operaciones militares, Lorimer dijo que esta operación está dando un “efecto muy real”, que es “la protección de Bengasi de las fuerzas del coronel Gaddafi”.

El general agregó que el pasado viernes las fuerzas de Gadafi estaban cometiendo atrocidades en áreas periféricas de Bengasi, pero la “intervención militar para hacer reforzar la (resolución de la ONU) 1973 ha detenido este ataque en seco”.

“Esto no quiere decir que toda amenaza de vidas inocentes en y alrededor de Bengasi y otras ciudades haya sido eliminada. No”, puntualizó.

En tanto los rebeldes denunciaron intensos bombardeos en la ciudad de Misrata, la tercera del país, realizada por las fuerzas a favor del líder libio, Muamar al Gaddafi, aseguró hoy Sadon el Mehmeraty, uno de los portavoces rebeldes en la localidad, a la cadena catarí Al Jazeera.

El portavoz afirmó que el ataque de las fuerzas del régimen con tanques y obuses es continúo desde hace horas y aseveró que entre las víctimas hay cuatro niños.

Abdelhafid Ghoga, vicepresidente y portavoz del Consejo Nacional Transitorio (CNT), órgano de dirección de los rebeldes en el este del país, había afirmado el lunes que en Misrata la situación era “crítica” y que la ciudad no tenía electricidad, agua corriente ni gasolina.

Un portavoz militar del régimen aseguró anoche a los medios libios que Misrata se encontraba ya bajo su control.

Según el canal emiratí Al Arabiya, las fuerzas de la coalición internacional atacaron anoche los alrededores Sirte, la ciudad natal de Gadafi, a medio camino entre Trípoli y Bengasi.

La televisión libia afirmó hoy por su parte que numerosos habitantes de Trípoli se han congregado en la plaza de Bab el Aziza, el barrio de las afueras de la capital donde se encuentra el palacio de Gaddafi para mostrar “su apoyo al líder”.

Asimismo, insistió en que los ataques aliados continuaron anoche alcanzando objetivos civiles y afirmó que se extendieron a la ciudad de Sebha, en el sur del país y uno de los bastiones de las tribus que apoyan a Gadafi.

Según la televisión estatal, los ataques de anoche de la coalición internacional sobre dos importantes aeropuertos han causado “muchas” víctimas civiles.

Al Jazeera indicó, por su parte, que los ataques de los aliados alcanzaron instalaciones de radares y dos bases aéreas en el este de Bengasi. 

También se informó hoy que un avión de combate estadounidense se estrelló en Libia por un aparente fallo técnico, según han informado fuentes militares estadounidenses.

En declaraciones a la cadena británica BBC, Kenneth Fidler, un portavoz de las fuerzas estadounidenses, descartó que el avión hubiera sido derribado por fuego enemigo.

Fidler añadió al mencionado canal que un miembro de la tripulación había sido rescatado de forma segura y que en estos momentos se lleva a cabo una operación para rescatar al otro ocupante del aparato.

La versión digital del diario británico “The Daily Telegraph” señala que el piloto del avión siniestrado ha sido rescatado por rebeldes contrarios al régimen de Muamar al Gaddafi.

El piloto del avión fue rescatado por rebeldes y actualmente se encuentra “seguro”, agrega la fuente.

Más Noticias

Más Noticias