Mundo

Presidente de Kazajistán ordena disparar “sin aviso” contra manifestantes

Duras declaraciones del mandatario Kassym Tokayev para contener la ola de violencia en todo el país.

Tokayev cuenta con el apoyo político y militar de Putin para contener las revueltas.
Tokayev cuenta con el apoyo político y militar de Putin para contener las revueltas.

El presidente de Kazajistán, Kassym Tokayev, ordenó este viernes a las fuerzas de orden “disparar sin aviso previo” contra los manifestantes tras los graves disturbios que han sumido al país en una ola de violencia detonada por el aumento del precio del gas.                                                                              

“Di la orden a los órganos de la policía y el Ejército de disparar a matar sin previo aviso”, afirmó Tokayev en cadena nacional. El mandatario justificó el uso de la fuerza ya que los “terroristas siguen dañando los bienes del Estado y usando armas contra los ciudadanos”.

Según el jefe de Estado, la principal ciudad del país, Almaty, fue atacada por unos 20.000 hombres “tanto locales como extranjeros”, con entrenamiento militar y  “un plan claro”.

“Desde el exterior se han hecho llamados a negociar una solución pacífica al problema. Una estupidez. ¿Qué tipo de negociaciones puede haber con criminales, con asesinos? Estamos lidiando con bandidos armados y entrenados que deben ser destruidos. Lo haremos en breve”, aseveró el mandatario.

Desde hace una semana, Kazajistán enfrenta una ola de protesta por el alza en el precio de los combustibles. A estos reclamos, se han sumado también los críticos del régimen, que gobierna autoritariamente desde 1990 y que cuenta con el apoyo de Moscú.

Es así como Vladimir Putin, presidente de Rusia, ofreció su ayuda a Tokayev y envió “tropas de paz” de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, una alianza militar liderada por Rusia y que integran otras cinco ex repúblicas soviéticas.

El presidente kazajo advirtió que los enemigos no se han rendido y siguen cometiendo crímenes. “La lucha debe seguir hasta el final”, lanzó Tokayev, quién emplazó a investigar cómo el Estado no fue capaz de percatarse de la existencia de “células militantes dormidas”, que preparaban “ataques terroristas.

Más Noticias

Más Noticias