Mundo

Qué es el virus Grimsö, el "nuevo coronavirus"

“Todavía no sabemos qué amenazas potenciales puede suponer el virus Grimsö para la salud pública”, indicaron los investigadores.

Estos roedores, llamados topillos de lomo rojo, se alimentan de arbustos, bayas y raíces. AGENCIA UNO/ ARCHIVO
Estos roedores, llamados topillos de lomo rojo, se alimentan de arbustos, bayas y raíces. AGENCIA UNO/ ARCHIVO

A más de dos años de los primeros casos de COVID-19, la Universidad de Uppsala de Suecia, dio a conocer un estudio sobre un nuevo tipo de coronavirus en topos suecos (Myodes glareolus), denominado virus Grimsö.

"Todavía no sabemos qué amenazas potenciales puede suponer el virus Grimsö para la salud pública. Sin embargo, basándonos en nuestras observaciones y en anteriores coronavirus identificados entre los topillos, hay buenas razones para seguir vigilándolo", afirmó el virólogo Åke Lundkvist.

El análisis, que fue publicado en la revista Viruses, indicó que el Centro de Ciencias de la Zoonosis de la Universidad de Uppsala, examinó 266 topos rojos y encontró la presencia del virus en el 3,4% de estos ratones de campo, "lo que sugeriría que el virus está muy extendido y es común en los ratones de campo de Suecia", dijeron los expertos.

Los roedores ya portan varios microorganismos zoonóticos, como hantavirus y tularemia, lo que significa que juegan un papel clave en la forma en que se propagan las enfermedades infecciosas.  

Los topos rojos son de los roedores más comunes en Europa y son huéspedes conocidos del virus Puumala, que causa una fiebre hemorrágica conocida como nefropatía epidémica en los humanos.

Junto a ello, y según explicó el artículo, los topos rojos, cuando buscan refugio de las condiciones climáticas adversas, se refugian en edificios donde habitan humanos, lo que aumenta el riesgo de contagiarse la enfermedad.

Estos roedores, también llamados topillos de lomo rojo, habitan además en los bosques del norte de Estados Unidos y los pantanos y se alimentan de arbustos, bayas y raíces. La mayoría de las especies tienen ojos y oídos pequeños. 

Según indicaron los profesionales, la investigación se realizó con el objetivo de aumentar conocimientos y métodos para limitar los brotes de virus importantes y la propagación de infecciones de animales a humanos.

Más Noticias

Más Noticias