Mundo

Rusia bombardea frontera con Hungría y Polonia, y EE.UU. autoriza 200 millones más en ayuda militar para Ucrania

Cazabombarderos atacaron Lutsk, a 70 kilómetros de Polonia, donde un misil cayó cerca de un hospital, y también Ivano-Frankivsk, fronteriza con Hungría. 

Ivano-Frankivsk, hasta la madrugada del viernes, era una ciudad segura donde varios ucranianos había llegado tras salir de los bombardeos.Ivano-Frankivsk, hasta la madrugada del viernes, era una ciudad segura donde varios ucranianos había llegado tras salir de los bombardeos.
Ivano-Frankivsk, hasta la madrugada del viernes, era una ciudad segura donde varios ucranianos había llegado tras salir de los bombardeos.


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha autorizado este sábado el envío a Ucrania de material militar valorado en 200 millones de dólares.

"Por la autoridad como presidente que me confieren la Constitución y las leyes de Estados Unidos de América (...), delego en el secretario de Estado la autoridad (...) para emplear la suma de 200 millones de dólares en material y servicios del Departamento de Defensa y formación y entrenamiento militar para dar ayuda a Ucrania", ha publicado la Casa Blanca en un comunicado.

Estados Unidos ha enviado cuantioso material militar a Ucrania en apoyo a las Fuerzas Armadas ucranianas que se enfrentan al Ejército ruso, que inició el pasado 24 de febrero la invasión del país.

 

Ataques rusos en Lutsk y Ivano-Frankivsk

La invasión rusa de Ucrania está ahora en su tercera semana. Ayer cazabombarderos atacaron en el aeródromo de Lutsk, una capital provincial a solo 55 millas de Polonia. 

Fue el primer ataque un ataque en sectores cercanos a Polonia, desde donde se oían las bombas del ejército ruso, que hasta ahora se ha centrado principalmente en el sur, el norte y alrededor de la capital de Ucrania, Kiev.

A ese ataque se sumó otro sobre la apacible ciudad occidental Ivano-Frankivsk,  la cual  por semanas, ha sido un refugio seguro para millones de ucranianos que han huido de las zonas de combate, así como para empresarios, periodistas, diplomáticos y otros. 

Pero con los bombardeos en Lutsk y otra ciudad occidental, Ivano-Frankivsk, la madrugada del viernes, la violencia y la muerte atravesaron la sensación de seguridad que muchos habían dado por sentado.

Más Noticias

Más Noticias