Mundo

Twitter pende de un hilo: renuncia masiva de trabajadores y Elon Musk bromea con su cierre

La partida de ingenieros históricos dejan en vilo el futuro de Twitter, mientras el hashtag #RIPTwitter se viralizó rápidamente.

Elon Musk parece no estar muy preocupado de lo que ocurra con Twitter. AGENCIA UNO/ARCHIVO.
Elon Musk parece no estar muy preocupado de lo que ocurra con Twitter. AGENCIA UNO/ARCHIVO.

La red social Twitter enfrenta complejos momentos luego de que Elon Musk se convirtiera en su dueño hace solo unas semanas.

La última crisis de la empresa de comunicaciones vino luego de que el empresario le diera un ultimátum a los trabajadores para que se comprometan a “trabajar duro” para construir un Twitter 2.0 o simplemente se vayan de la compañía.

Esta postura provocó una renuncia masiva de funcionarios, entre ellos varios ingenieros históricos, por lo que el mismo Musk se reunió con algunos de ellos para evitar su salida, sin mucho éxito.

Finalmente se optó por cerrar las dependencias de Twitter por miedo a ser saboteados, llamando a los trabajadores que continúan entre sus filas a que realicen teletrabajo. De hecho, todas las credenciales fueron suspendidas para evitar el ingreso de personas al edificio.

Luego de esto, la periodista de la NBC Bay Area, Gia Vang, publicó en su cuenta de Twitter un video en el que se proyectaron varios mensajes en contra de Elon Musk.

Bebé, parásito supremo, grano petulante, aprovechado del apartheid, oligarca sin ley, colonizador inseguro, acaparador cruel, Karen del espacio, niño mediocre, privilegio presionado, racista mezquino, megalómano, multimillonario sin valor y bebé en bancarrota”, decían algunos de ellos.

¿La muerte de Twitter?

Todo esta situación que vive Twitter llegó a oídos de los usuarios de la red social, masificando rápidamente el hashtag #RIPTwitter.

Y es que según publicó The Verge, la renuncia masiva de empleados podría afectar gravemente a la plataforma, debido a que quienes quedaron trabajando, no podrían hacer frente a las tareas básicas. A eso sumaron que ante la partida de los ingenieros históricos, la empresa comenzaría a “colapsar”.

“Parece que todas las personas que hicieron que este lugar fuera increíble se están yendo. Será extremadamente difícil para Twitter recuperarse de aquí, sin importar cuán duros intenten ser las personas que quedan”, señaló a dicho medio uno de los trabajadores.

Mientras el mundo entero está expectante de lo que ocurra, Elon Musk solo se ha dedicado a bromear con la situación que atraviesa la empresa. De hecho dijo que “las mejores personas se están quedando, no estoy muy preocupado”.

Más Noticias

Más Noticias